jueves, 11 de agosto

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Seguridad-Defensa

La Policía Nacional en Ciudad Real auxilia a un bebé que convulsionaba gravemente y no respondía a ningún estímulo

Los padres del bebé pidieron auxilio "in extremis" a dos patrullas uniformadas de la Policía Nacional que acababan de salir de la Comisaría Provincial de Ciudad Real para atender otro servicio. El niño, de tan sólo 12 meses de edad, presentaba un complejo cuadro clínico con convulsión febril severa y síntomas de asfixia por atragantamiento. Los agentes, con formación en primeros auxilios, recuperaron y estabilizaron al bebé hasta la llegada de la UVI Móvil que lo trasladó de urgencia al Hospital General de Ciudad Real.

Imprimir noticia

La Policía Nacional ha salvado en Ciudad Real la vida de un bebé de 12 meses de edad que no respondía a ningún estímulo y presentaba un complejo cuadro clínico con fuertes convulsiones febriles y síntomas de asfixia por posible atragantamiento.

Los hechos ocurrieron el pasado 18 de diciembre de 2021, cuando dos patrullas uniformadas de la Policía Nacional acababan de abandonar su base en la Comisaría Provincial de Ciudad Real para atender un servicio. Al final de la calle fueron requeridos "in extremis" por un matrimonio con un bebé en brazos que pedía auxilio. Inmediatamente, los agentes asistieron a la pareja y se hicieron cargo del menor, solicitando con máxima urgencia una UVI Móvil en vista de la gravedad de la situación.

Uno de los policías tumbó al bebé sobre su antebrazo para darle repetidas palmadas en la espalda con la mano hueca, a la altura de los omóplatos, al tiempo que realizaba compresiones en su tórax para estimularlo y que expulsase cualquier cuerpo extraño. Afortunadamente, y ante la insistencia del agente en la maniobra, el bebé reaccionó y expulsó la densa flema que dificultaba su respiración, quedando estabilizado hasta la llegada de los servicios médicos.

La UVI Móvil asistió y trasladó al bebé al Hospital General de Ciudad Real donde el personal sanitario le examinó y, tras numerosas pruebas, se confirmó que el menor habría sufrido un caso severo de crisis convulsiva asociada a fiebre; se trata de episodios de crisis que si bien en ocasiones son inofensivos, en otros casos extremos pueden derivar en la obstrucción de la vías respiratorias o incluso en parada cardiorrespiratoria del bebé.