lunes, 17 de mayo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Opinión

La política y los políticos me han hecho que deje la política

Por Isidro Villamayor Fernández . Exalcalde de Villahermosa por el PSOE.

Imprimir noticia

Siempre he estado de alguna forma metido en política. Me afilié en el año 1979, cuando cumplí 18, al PSOE y a UGT, desde entonces siempre he estado metido, y como otros muchos, poniendo dinero de mi bolsillo, no solo lo que tenia y tengo que pagar por estar afiliado, porque cualquier viaje o acto había que poner nosotros parte del dinero. Solo he vivido de ella 11 de los 12 años que fui alcalde, ahora eso de estar por ideales es más raro, de hecho, las agrupaciones locales han quedado casi en nada.  

A pesar de haber terminado en el ayuntamiento en junio de 2019 continué en la lucha, hasta que las secuelas de un ictus que padecí en 2013, gracias a la política, están saliendo cada vez con mayor virulencia. Esto ya te hace plantearte seguir peleando, dando visibilidad a la gestión de los distintos gobiernos, y sufriendo para que, en este caso el PSOE, pueda seguir gobernando. 

Como ya he dicho, los problemas de salud, te hacen plantearte seguir.  Pero hay más, con esta terrible pandemia que estamos sufriendo, un virus que ya a matado a casi 78.000 personas (datos oficiales), yo creo que son más, que nos esta dejando un agujero en la economía, no solo la del estado, también la de las familias, que no sabemos cuando podremos recuperar. Una pandemia que esta terminando con la existencia de ansiolíticos, los ciudadanos ya no podemos más, sobre todo si cumplimos religiosamente las medidas impuestas por las distintas administraciones, y que son necesarias para salir del pozo, es lo que nos puede sacar, las vacunas y cumplir las medidas. Pero cuando los ciudadanos cumplimos en su mayoría, cuando nos dicen que las reuniones están prohibidas si hay mas de 6, y vemos a los políticos salir en la prensa inaugurando cosas en grupos de 15 o 20 personas te pones a pensar ¿esas medidas son para todos, o solo para los ciudadanos de a pie? ¿no deberían dar ejemplo?, y como eso muchas cosas más. 

Cuando todas esas cosas concurren juntas y te hace ir perdiendo la confianza en todo y en todos. cuando a esto añadimos que esto que estoy haciendo yo en este artículo, o cualquier otra cosa que creas que se hace mal y lo dices, y los políticos de turno te dejan de dirigir la palabra, se enfadan y dejan de hablarte por una crítica, esos políticos no creen en la democracia, no admiten las críticas, solo los halagos, o te estas callado. Pues mire usted, eso no es democrático, si solo hay que hacer lo que usted me diga es dictatorial, yo en mis 12 años de alcalde nunca deje de hablar a una persona por el simple hecho de criticarme, al contrario, si he recibido una crítica he hablado con esa persona para saber el motivo, y en muchas ocasiones me han convencido, el ciudadano tenía razón y yo estaba equivocado. Pero escuchar a la gente, eso siempre hay que hacerlo, y más si la persona que ha emitido la crítica es de los tuyos, de los que siempre han dado la cara por el político y por el partido.  

Pero ya lo mas grave es cuando tu hija, a quien llevas metida en el corazón y por quien darías hasta tu propia vida, te dice con lagrimas en los ojos, por mi culpa, “papa, tu siempre has estado haciendo cosas y escuchando problemas por la gente, pero mientras hacías eso, tu familia, incluida yo hemos estado necesitando un padre y un marido en infinidad de ocasiones y tu no estabas porque, estabas con la cabeza en la política ayudando a todos menos a tu familia”. Todo ese coctel junto, pero en mayor medida esto último, te hace ver que lo has hecho mal, que ningún político, ni partido se merecen eso, dejarlo todo por ellos y que luego te engañen. 

Por todo ello, a partir de ahora el tiempo que necesite mi familia lo tendrá, y el que no necesite se lo regalare yo por el que les he estado robando, muchas veces por quien no se lo merecía, los que más, quien ahora no te quiere dirigir la palabra porque confunden una opinión que tengo derecho a dar, con una crítica. Y aunque fuese eso, una mala critica, siempre hay que hablar para saber porque se a hecho, de otra forma, si admites críticas, esa persona no cree en la verdadera democracia, esas personas luego igual me hablan para pedirme el voto. Pero ahora mismo, si la semana, el mes que viene hubiese elecciones, isidro Villamayor, y puedo decir incluir también su familia, no irían a votar, lo único que tengo seguro, es que, si voto no lo hare por un partido de izquierdas, aunque no se cual.