viernes, 4 de diciembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Economía

Una campaña excelente que no tiene salida en los mercados por la pandemia

Los profesionales del vino lamentan que la buena calidad y cantidad de esta vendimia se vea lastrada por la caída de la demanda en todo el mundo. "El mercado se ha paralizado en seco, va a ser un invierno complicado", resume el enólogo de 'Los Candeales'. Ante esta situación, el presidente de 'Los Pozos' demanda que "se vaya pensando en una destilación de crisis".

Imprimir noticia

Con una producción más alta que en 2019 y con una calidad “muy buena” de la uva, viticultores, cooperativas y bodegueros tendrían motivos suficientes para celebrar el resultado de la vendimia que acaba de finalizar. Una campaña “excelente”, coinciden todos los profesionales, y en la que, además, los protocolos anti-COVID19 "han funcionado perfectamente" y no ha habido contagios.

Sin embargo, la fase comercial que ahora se inicia, la venta de mostos y caldos, es la que elimina cualquier euforia. La pandemia, como en otros tantos sectores económicos, ha lastrado la demanda nacional e internacional y las perspectivas para los próximos meses no son nada positivas.

El consumo en la hostelería española ha caído en picado y los mercados exteriores no descuelgan el teléfono. “Hay muy poco movimiento y los precios son bajos. Estamos luchando para que las ventas al menos puedan cubrir los costes de producción”, describe el presidente de la cooperativa de Los Pozos, Joaquín Moreno-Chocano. “El mercado se ha paralizado en seco, se prevé un invierno complicado”, resume el enólogo de la bodega ‘Los Candeales’. Y ambos coinciden en que cualquier previsión para su reapertura está condicionada a que mejore la situación sanitaria en España y en todo el mundo.

“Vacuna no va a haber por lo menos hasta primavera o verano del año que viene, entonces es complicado poner una fecha”, indica Moreno-Chocano que, ante este panorama, demanda que “se vaya pensando en planificar una destilación de crisis” como la que se hizo hace unos meses. “Será necesario para poder obtener unos precios razonables”, entiende.

Ruiz de la Hermosa cree que esta medida habrá que plantearla, pero en un momento más cercano a la siguiente vendimia “en vistas de lo que pudiera quedar en bodega”. Y es que sería “una pena” que después de “esta campaña tan buena” y el esfuerzo que “todos hacemos por elaborar vinos de calidad” hubiera que destinarlos para hacer alcohol.

En el caso de la bodega que representa, el posible tirón del mercado chino, el único país que crece entre las grandes economías del mundo y que la Denominación de Origen La Mancha cree que puede reactivar la demanda, no está por ahora en su cartera de clientes. “Por suerte o por desgracia, nosotros no tenemos relaciones con China. Nuestro fuerte es el mercado nacional y países europeos como Alemania, Italia, Francia, Bélgica o Portugal. Y está todo como está. Habrá que aguantar lo que venga”, apunta.

A la espera de que vayan abriéndose esas oportunidades de negocio, ambos animaban a los daimieleños a consumir vino de la tierra en sus hogares y disfrutar de la variedad blancos, espumosos o tintos que tienen a su alcance. “Apoyar el vino, es apoyar a la principal fuente de riqueza que tenemos”, destacaba Moreno-Chocano.