martes, 20 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

LGTBI

FELGTB lanza "Igualdad trans", una campaña para entender las discriminaciones que afrontan las personas trans

A través de esta iniciativa, la Federación busca evidenciar la desigualdad ante la ley que sufre la población trans.

Imprimir noticia

Con motivo del Día de la Despatologización Trans (17 de octubre de 2020), la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) ha presentado este jueves su campaña Igualdad trans”una iniciativa que pretende evidenciar las discriminaciones que las personas trans sufren de manera sistemática debido a que la legislación actual las trata de manera desigual al resto de la población.

A través de esta iniciativa, seis personas trans demuestran mediante sus historias de vida la necesidad urgente de aprobar la Ley Integral Trans y de Igualdad Social y No Discriminación de las Personas LGTBI que garantice su igualdad ante la ley y reconozca  el derecho de autodeterminación y la despatologización de las identidades trans.

La autodeterminación es la base para erradicar la desigualdad legal y social de la población trans

Durante la presentación, el coordinador del grupo trans de FELGTB, Àlex Bixquert, ha explicado que el reconocimiento del derecho de autodeterminación es la base para erradicar la desigualdad legal y social que sufre la población trans. “A día de hoy, el género se sigue diagnosticando en España y la mayor violación de derechos humanos que puede existir es que otra persona tenga autoridad sobre ti para decidir quién eres explica.

En este sentido, Bixquert recuerda que la Organización Mundial de la Salud dejó de considerar las identidades trans como una enfermedad ya en 2018, igual que lo hizo con la homosexualidad en 1990. “Sin embargo, en 2020, las personas trans seguimos sin ser iguales al resto de la ciudadanía ante la ley. Se nos exigen unos tratamientos y unas pruebas médicas para probar nuestra identidad que no se le exigen al resto de la población. Esto supone una vulneración de nuestros derechos humanos sistemática y genera estigma y desigualdad social. Si creces y eres quien te dijeron al nacer que eras, no hay problema, pero si no es así, el sistema te sigue tratando como a una enferma mental”, asegura.

“Por este motivo, las personas trans reivindicamos desde FELGTB, por un lado, el derecho de autodeterminación, reconocido por la ONU como un derecho humano, que implica que nadie necesita que un tercero valide su identidad y, por otro, la despatologización de las identidades trans, es decir, que las identidades trans dejen de considerarse una enfermedad por la legislación española y deje de exigirse un diagnóstico, un tratamiento y la humillación de tener que ir a un médico para que decida quiénes somos en base a unos criterios sexistas”, reivindica.

Por su parte, la presidenta de FELGTB, Uge Sangil, ha evidenciado la urgencia que requiere la aprobación de la ley al denunciar que “muchas personas trans están perdiendo sus empleos solo por ser trans, otras están anulando sus citas médicas para evitar el trato patologizante que reciben en los centros sanitarios, la infancia trans está siendo acosada y maltratada en las escuelas y hay personas que están siendo sometidas a supuestas terapias de reconversión sin ni siquiera tener un respaldo legal para denunciarlo. Esto es una realidad y está pasando y el Estado lo está permitiendo al no adoptar medidas legislativas que lo eviten”, denuncia Sangil.

Sangil explica, además, que el derecho de autodeterminación no es un concepto nuevo, sino que aparece en las políticas de protección antidiscriminatorias de organismos internacionales como la ONU, en los ordenamientos jurídicos de varios países como Argentina, Chile, Dinamarca, Malta o Bélgica y en varias leyes autonómicas de España.  

“Por tanto, exigimos al gobierno de España que cumpla con su compromiso electoral y garantice los derechos de la población trans de todo el territorio español a través de una legislación estatal que impulse, como sucedió con el matrimonio igualitario, la igualdad social y la no discriminación, siga las recomendaciones internacionales de las instituciones protectoras de los derechos humanos y ajuste la legislación española a los criterios de la comunidad científica”, reivindica la presidenta de FELGTB.