domingo, 9 de agosto

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Opinión

Esperando el tren que nunca llega

Por Plataforma Forzados.

Imprimir noticia

Estos días se conmemora el primer aniversario de El Encierro que once vecinos de la Comarca de Almadén protagonizaron durante el verano de 2019 para pedir mejoras para sus pueblos.

Pues bien, transcurrido un año, y a pesar de que se constituyó la denominada Mesa por la Comarca de Almadén, los avances han sido paupérrimos, por no decir nulos. Estos lentos avances no son compatibles con la situación de deterioro de unas poblaciones sumamente envejecidas que se ven morir en corto espacio de tiempo si no se actúa con mayor diligencia.

Así, los valientes que el año pasado se encerraron en las Minas de Almadén, este año se han instalado en un solar desolado frente a la estación de ferrocarril de Almadenejos-Almadén, uno de tantos lugares que ponen de manifiesto la desidia con la que las distintas administraciones han tratado a estos municipios a lo largo de los años. Allí, soportando temperaturas de más de 40 grados, clamarán nuevamente para que la Comarca sea escuchada.

A este campamento han llegado caminando los once kilómetros que la estación dista de Almadén y, tras ser desalojados de la misma, han decidido establecer su campamento en terrenos aledaños, donde están subsistiendo, como el año pasado hicieran en las profundidades de la mina, gracias a la solidaridad y apoyo de los vecinos de la Comarca de Almadén.

Esta acampada forma parte del vía crucis conformado por “estaciones de incompetencia” que los encerrados realizarán para volver a poner de manifiesto el malestar de los ciudadanos por la falta de soluciones eficaces a los problemas de la Comarca.

Estos días se conmemora el primer aniversario de El Encierro que once vecinos de la Comarca de Almadén protagonizaron durante el verano de 2019 para pedir mejoras para sus pueblos.

Pues bien, transcurrido un año, y a pesar de que se constituyó la denominada Mesa por la Comarca de Almadén, los avances han sido paupérrimos, por no decir nulos. Estos lentos avances no son compatibles con la situación de deterioro de unas poblaciones sumamente envejecidas que se ven morir en corto espacio de tiempo si no se actúa con mayor diligencia.

Así, los valientes que el año pasado se encerraron en las Minas de Almadén, este año se han instalado en un solar desolado frente a la estación de ferrocarril de Almadenejos-Almadén, uno de tantos lugares que ponen de manifiesto la desidia con la que las distintas administraciones han tratado a estos municipios a lo largo de los años. Allí, soportando temperaturas de más de 40 grados, clamarán nuevamente para que la Comarca sea escuchada.

A este campamento han llegado caminando los once kilómetros que la estación dista de Almadén y, tras ser desalojados de la misma, han decidido establecer su campamento en terrenos aledaños, donde están subsistiendo, como el año pasado hicieran en las profundidades de la mina, gracias a la solidaridad y apoyo de los vecinos de la Comarca de Almadén.

Esta acampada forma parte del vía crucis conformado por “estaciones de incompetencia” que los encerrados realizarán para volver a poner de manifiesto el malestar de los ciudadanos por la falta de soluciones eficaces a los problemas de la Comarca.

Plataforma Forzados.

Comarca de Almadén, 31 de julio de 2020

Del pozo se sale.