jueves, 28 de mayo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

COVID-19

Tierraseca analiza el grado de cumplimiento de las medidas del Estado de Alarma tras el paso de toda la región a Fase I

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha ha aplaudido el alto grado de cumplimiento ciudadano. Desde el inicio del Estado de Alarma se han tramitado en la región 41.315 propuestas de sanción y realizado 340 detenciones por Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

Imprimir noticia

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha mantenido hoy una nueva reunión de coordinación con el jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía en Castilla-La Mancha, Félix Antolín, y  con el general jefe de la Zona de la Guardia Civil, Francisco Esteban, con el objetivo de analizar el desarrollo y grado de cumplimiento de las medidas contempladas en el Estado de Alarma, especialmente tras el paso de toda la comunidad autónoma a Fase I desde este lunes 18.

El delegado ha subrayado el alto grado de concienciación y responsabilidad de la sociedad castellano-manchega en el cumplimiento de las medidas, si bien ha instado a que no se produzca una relajación, con las nuevas posibilidades fruto de la entrada a la Fase I. A este respecto, ha pedido a los ciudadanos que se atengan a la normativa, para evitar que se repitan algunos episodios excepcionales que se han constatado, especialmente en terrazas de establecimientos hosteleros y en la vía pública, sin respetarse la distancia mínima de seguridad ni llevar mascarilla.

Ante ello, ha trasladado Tierraseca a los responsables de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad que se incida en la vigilancia de ese cumplimiento. “Hemos avanzado mucho gracias a un enorme esfuerzo conjunto y no podemos permitirnos bajar la guardia ni dar un paso atrás, el virus no nos puede ganar terreno”, ha manifestado.

Sobre esta cuestión, el delegado del Gobierno ha concretado que, desde el inicio del Estado de Alarma, se han tramitado en Castilla-La Mancha 41.315 propuestas de sanción por incumplir las medidas (29.806 por parte de Policía Nacional o Guardia Civil y 11.509 por parte de Policía Local) y se han producido 340 detenciones (214 por Policía Nacional o Guardia Civil y 126 por Policía Local).

También se ha analizado el dispositivo de especial vigilancia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con el objetivo de controlar los desplazamientos de vehículos y evitar que se produzcan los movimientos entre distintas provincias, algo que no está contemplado dentro de la Fase I en la que se encuentra Castilla-La Mancha.

Obligación del uso de mascarilla

La reunión ha servido, asimismo, para abordar la obligatoriedad del uso de las mascarillas, que se recoge en la Orden Ministerial publicada hoy miércoles en el BOE y que entrará en vigor a partir de mañana jueves 21 de mayo. Una medida que establece, con carácter general, el uso obligatorio de mascarillas en personas de seis años en adelante en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia interpersonal de seguridad de al menos dos metros.

Asimismo, si bien no es obligatorio, Tierraseca ha planteado que sí se considera recomendable el uso de mascarilla para la población infantil de entre tres y cinco años y ha recordado que el Gobierno establece excepciones a esta obligatoriedad, como en los casos de personas con alguna dificultad respiratoria, en aquellos en que la mascarilla resulte contraindicada por motivos de salud, en la realización de actividades durante las cuales el uso de mascarilla resulte incompatible o en caso de causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

Por último, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha hecho un llamamiento a la población para solicitar que, si bien los desplazamientos están permitidos dentro de la misma provincia, éstos se realicen cuando resulte necesario y siempre atendiendo a las normas de seguridad en vigor, para evitar riesgos.