jueves, 28 de mayo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Opinión

¿Un comunismo de "matute"?

Por Fermín Gassol Peco

Imprimir noticia

Una de las aparentes diferencias políticas que existen entre Iglesias y Sánchez está en que todos sabemos la ideología comunista del primero mientras que la del segundo no la sabe ni él mismo porque no creo que la tenga; ¿o alguien de ustedes la sabe?

Con un presidente sin discurso político, dedicado a conseguir apoyos para mantenerse en el poder a base de hacer concesiones a quienes no se han visto en otra, veremos el miércoles, compartiéndolo con un vicepresidente y ministros comunistas, la sospecha de que Iglesias intente imponer a la chita callando aprovechándose de este estado de alarma, un régimen de corte comunista, no parece una idea demasiado descabellada. 

De sus intenciones de establecer un sistema totalitario Iglesias no se esconde. Ya lo decía sin tapujos en unas declaraciones realizadas en la biblioteca María Moliner de la Universidad de Zaragoza: “yo no he dejado de autoproclamarme nunca comunista y ¿cuándo los comunistas han tenido éxito?, en momentos de excepcionalidad, en momentos de crisis”. Más claro, agua.  Este virus lo está propiciando para sorpresa de él mismo.

Y es que las circunstancias a las que nos está llevando esta pandemia no le pueden ser más favorables: una población sin poder ejercer las libertades, entre ellas la de manifestación, con el miedo metido en el cuerpo, con un escenario de paralización económica y peligro de fuerte recesión, es la ocasión propicia para con sólo treinta y cinco diputados, favorecido por la inexistencia de un programa político por parte del “sanchismo”, intentar establecer un comunismo de matute.

El próximo miércoles se vota por quinta vez la prórroga del estado de Alarma siendo la intención del gobierno hacerlo hasta finales de junio, dado el sentido de las fechas declaradas. Una estrategia basada en la aparente sensatez de seguir frenando al virus pero que viendo su comportamiento ocultista y sus decisiones partidistas, caben las sospechas de seguir aprovechándolo para mantener de manera más cómoda la legislatura o también como una huida hacia adelante esperando escenarios sanitarios más favorables para obtener rédito político.

En cualquier caso, la ciudadanía debe hacer un esfuerzo de prudencia y generosidad. Yo soy de los que particularmente piensa que la economía va a rebrotar con fuerza ya que ha estado comprimida pero sin llegar a romperse, volviendo a su anterior situación. También es ocasión de que todos cedamos en nuestros particulares interés para no dejarla caer pues de lo contrario el fantasma del totalitarismo comunista aparecerá con mucha más fuerza y acabará por empobrecer aún más a todos.