domingo, 29 de marzo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

Pedro Sánchez: "No se puede defender España si no se la acepta en su diversidad"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado en el Congreso que el Ejecutivo garantizará la igualdad entre los españoles a través de la justicia fiscal, el Estado del bienestar y el diálogo parlamentario y territorial. Además, ha defendido que la Unión Europea cuente con el presupuesto necesario para hacer realidad su agenda estratégica

Imprimir noticia

Pool Moncloa/JM Cuadrado

En la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez ha destacado las brechas de desigualdad que existen en España en los ámbitos social, de género, territorial e intergeneracional. En respuesta a una pregunta formulada por Pablo Casado, del Grupo Parlamentario Popular, el presidente ha expresado el compromiso del Gobierno con la igualdad entre los españoles, un objetivo que va a sustentarse en tres pilares: una política fiscal justa, la reconstrucción del Estado del bienestar y el diálogo.

Ese diálogo -ha detallado Sánchez- se llevará a cabo a lo largo de la legislatura con los distintos grupos parlamentarios y con las comunidades autónomas. Sánchez ha reiterado su disposición a hallar puntos de encuentro con la oposición en beneficio de España y de los españoles durante los próximos cuatro años. En cuanto a la cuestión territorial, ha manifestado que "no se puede defender España si no se la acepta en su diversidad" y que no hay que confundir "igualdad con uniformidad".

El presidente ha ejemplificado esa apuesta del Ejecutivo por el entendimiento con tres actuaciones de esta semana: el Real Decreto-ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros tras el diálogo con el sector agrícola, la Mesa de Diálogo con el Govern de la Generalitat de Catalunya que hoy se pone en marcha y la celebración de la primera reunión de la Comisión Delegada para el Reto Demográfico el próximo viernes en La Rioja.

Reencuentro entre catalanes y con el conjunto de España

Pedro Sánchez ha afirmado que el Ejecutivo acudirá a la reunión con el Govern de la Generalitat en La Moncloa "con el mejor de los espíritus", sabiendo que es el inicio de un camino "difícil, complejo y largo" y con el deseo de que tenga como destino "el reencuentro entre catalanes y el reencuentro entre Cataluña y el conjunto del país".

Al responder a la cuestión planteada en la sesión de control por Laura Borràs, del Grupo Parlamentario Plural, el presidente ha recordado que en los últimos diez años se han celebrado cinco elecciones autonómicas en Cataluña y que los partidos independentistas no lograron la mayoría social en esos comicios, por lo que esas fuerzas deben asumir que "Cataluña es plural, al igual que es España" y reconocer a esa parte "no menor" de los catalanes que no comparten ni la independencia ni la "deriva unilateral" del movimiento independentista.

Frente a esa década de desencuentros, agravios y reproches -ha añadido Sánchez-, se inicia ahora una etapa de diálogo que el Ejecutivo espera que fructifique en un reencuentro entre los catalanes y de estos con el conjunto de compatriotas en España.

Una agenda ambiciosa para Europa

El presidente ha reiterado en la Cámara Baja la postura que el Gobierno español defendió en el Consejo Europeo celebrado la semana pasada sobre el marco financiero plurianual, un asunto por el que se ha interesado Aitor Esteban Bravo, del Grupo Parlamentario Vasco. Es imprescindible -ha expuesto Sánchez- que la UE cuente con un presupuesto lo suficientemente amplio para que lleve a cabo la "ambiciosa" agenda estratégica para los próximos años ya acordada por las instituciones europeas, por lo que durante las próximas semanas habrá que seguir buscando un acuerdo en esa dirección.

Además, Sánchez ha abogado por no distinguir entre los recursos destinados a la modernización y aquellas políticas tradicionales que son positivas para España, como la Política Agrícola Común (PAC) o los fondos de cohesión. También ha defendido salvaguardar en el próximo presupuesto de la Unión tanto la condicionalidad del Estado de Derecho como la social y abrir por fin un debate sobre cómo financiar las políticas europeas con recursos propios a nivel supranacional.

Respecto a los grandes desafíos de Europa, el jefe del Ejecutivo ha sostenido que la UE debe encarar especialmente los retos del crecimiento y la creación de empleo, la transición ecológica justa, la digitalización, el pilar social y una política exterior y de defensa que fortalezca su papel de actor global en un momento complicado de las relaciones internacionales.