lunes, 13 de julio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

El Ayuntamiento de Miguelturra inicia los trámites para resolver el contrato con la empresa de limpieza de los edificios municipales

Tanto la alcaldesa como la concejala de Empleo han mostrado su máximo apoyo y reconocimiento a las 29 trabajadoras afectadas

Imprimir noticia

El Ayuntamiento de Miguelturra quiere poner fin al contrato del servicio de limpieza de 19 edificios municipales, que tenía suscrito desde junio de 2018 con la empresa "Expertus Multiservicios Castilla-La Mancha SLU", y que culminaba este año con la posibilidad de renovarlo por un año más y que en su día se adjudicó por más de un millón cien mil euros.

Según ha dado a conocer en rueda de prensa la alcaldesa Laura Arriaga se ha tomado esta decisión después de que dicha empresa haya dejado de abonar las nóminas a las 29 trabajadoras que forman parte de la plantilla en Miguelturra, por el desabastecimiento de productos necesarios para llevar a cabo esta tarea, hasta tal punto que el consistorio ha tenido que comprar directamente dichos productos para que se puedan seguir limpiando las dependencias municipales.

Además, según ha manifestado Arriaga, no se tiene constancia de que se esté pagando la Seguridad Social de dichas trabajadoras desde el mes de octubre. Según ha podido saber de forma extraoficial el consistorio, ha explicado, desde el pasado 8 de enero, el grupo multiservicios Expertus, del que forma parte Expertus Castilla-La Mancha, se encuentra en concurso de acreedores, habiéndose designado un administrador, que será el encargado de gestionar tanto las deudas con Hacienda, la Seguridad Social y las propias trabajadoras como el patrimonio y los posibles créditos y activos que tengan dichas empresas.


Adjudicación temporal del servicio a una nueva empresa.

Dada la esencialidad del servicio, la alcaldesa ha adelantado que cuando se resuelva, de forma efectiva, este contrato, se va a adjudicar dicha limpieza, de forma temporal, a otra empresa, que se encargará de llevar a cabo estas tareas hasta que se licite y se adjudique un nuevo contrato.

Laura Arriaga ha anunciado, asimismo, que se va a incautar a la empresa Expertus la garantía que tuvo que abonar en su día cuando se formalizó el contrato, y que asciende a 56.000 euros, además del dinero de las facturas pendientes, que son las de los meses de noviembre y diciembre, para garantizar el abono de las nóminas de las trabajadoras y compensar el gasto en material al que ha tenido que hacer frente el Ayuntamiento.

La alcaldesa ha indicado que, "por parte de los servicios jurídicos del Ayuntamiento y de las concejalías afectadas, se está haciendo un enorme esfuerzo para que esta situación cause las menores molestias posibles tanto a los vecinos y vecinas en el uso de estas instalaciones municipales como para las trabajadoras, que, desde hace unos meses, están atravesando duros momentos de incertidumbre, trabajando sin saber cuándo y cómo van a cobrar y cuánto va a durar el proceso, que, esperemos, sea rápido y ágil".

Por su parte, la concejala de Empleo, área municipal encargada de la supervisión y cumplimiento de dicho contrato, María José García-Cervigón, ha informado de que, desde que la empresa comenzó a tener dificultades y, sobre todo, en el último mes, no se han cubierto las bajas de las trabajadoras que se han ido produciendo, por lo que muchas de ellas se han visto obligadas a cubrir a sus compañeras, con el enorme esfuerzo que les ha supuesto, sin descuidar sus obligaciones laborales, a pesar de las dificultades y retrasos en sus salarios que han ido sufriendo.

García-Cervigón ha destacado que, desde que el Ayuntamiento tuvo conocimiento, en el mes de noviembre, de que Expertus se estaba retrasando en el pago de las nóminas, se movilizaron todas las concejalías afectadas para actuar con rapidez y tratar de minimizar las consecuencias de esta situación, sobre todo, y en primer lugar, para las trabajadoras, y, en segundo lugar, para la prestación de este servicio tan esencial.

Tal es así, que, a pesar de que la empresa estaba en una delicadísima situación que ha concluido con la entrada en concurso de acreedores, según ha dado a conocer la concejala de Empleo, se consiguió firmar un acuerdo con dicha empresa, el único en Castilla-La Mancha, para que las trabajadoras hayan podido cobrar la nómina del mes de noviembre y la paga extraordinaria de diciembre.

Dicho acuerdo incluía también la nómina del mes de diciembre, ha señalado García-Cervigón, pero la declaración del concurso ha impedido que se cumpla esta condición y que pueda seguir aplicándose dicho acuerdo en un futuro porque, a partir de ahora, cualquier decisión empresarial está sujeta al administrador concursal.

Tanto la alcaldesa como la concejala de Empleo han mostrado su máximo apoyo y reconocimiento a las 29 trabajadoras afectadas, poniendo en valor su compromiso y profesionalidad a pesar de este período de incertidumbre que dura ya varios meses, esperando que, brevemente, se solucione esta sucesión empresarial y vuelva a prestarse dicho servicio con todas las garantías.