jueves, 12 de diciembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La recomendación de que los niños no coman atún llega 20 años tarde

Nicolás Olea, catedrático de la Facultad de Medicina de Granada

Sociedad

Pedro Sánchez defiende compromisos más ambiciosos y un "multilateralismo reforzado" contra la emergencia climática

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha llamado a abordar la transición ecológica desde el diálogo y la justicia social en la inauguración de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que reúne en Madrid a representantes de 196 países para impulsar una acción climática global más justa e inclusiva

Imprimir noticia

Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

En su intervención ante el plenario de la COP25, Sánchez ha recordado que la existencia del efecto invernadero fue teorizada ya en 1857 por Eunice Foote, aunque quien expuso públicamente el descubrimiento fue un colega, el profesor Joseph Henry, ya que las mujeres no tenían permiso para exponer trabajos científicos en aquella época.

El progreso, ha añadido el presidente en funciones, se ha concebido durante muchas décadas de espaldas a las mujeres y sin tener en cuenta los límites físicos que hacen viable la vida humana en este planeta. "Mujer y medio ambiente, he aquí dos realidades ignoradas durante demasiado tiempo por la humanidad y sin las que ya resulta inimaginable el presente y el futuro", ha manifestado.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha subrayado que hoy ya contamos con la certeza científica de que el hombre está detrás del daño causado al frágil equilibrio que permite la vida en la Tierra y también de que depende de él repararlo y frenar el que está por venir. "Hoy, por fortuna, solo un puñado de fanáticos niegan la evidencia", ha asegurado.

Compromisos reales y ambiciosos

La batalla contra la emergencia climática, ha apuntado Sánchez, requiere coraje, determinación, solidaridad y, sobre todo, "pasar de las palabras a la acción", ya que el año 2018 ha vuelto a marcar niveles máximos de concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, datos que ponen en riesgo el objetivo del Acuerdo de París de limitar a 1,5 grados el aumento de las temperaturas con respecto a los niveles preindustriales.

El presidente en funciones ha señalado que Madrid se convertirá hasta el próximo 13 de diciembre en la capital mundial de la lucha contra la emergencia climática, "de una renovación ambición climática y de un compromiso real con la acción por el planeta". Es necesario, ha destacado, marcar un punto de inflexión y llegar a la Cumbre de Glasgow del año 2020 con contribuciones nacionales más ambiciosas y estrategias a largo plazo que conduzcan a una descarbonización ordenada, justa y eficiente.

España, ha afirmado Sánchez, está lista para dar ese paso al frente, e incrementar el ritmo de reducción de emisiones comprometido para 2030, siempre con una premisa: no dejar a nadie atrás. El jefe del Ejecutivo en funciones ha propuesto un "gran acuerdo verde" para asimilar con equidad el impacto de esa transformación y vincular innovación, digitalización y empleo digno.

Ese pacto será coherente con los objetivos marcados por la Unión Europea, que debe ser quien lidere la descarbonización, ha indicado Sánchez. "La Humanidad ha llegado a un punto en que apostar por su supervivencia equivale a luchar por un mundo mejor", ha remarcado.

Diálogo entre países y con la sociedad

El presidente del Gobierno ha asegurado que la COP25 va a ser la cumbre del diálogo entre los países y del "multilateralismo reforzado": asisten delegaciones de 196 países, medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno y los máximos representantes de la Unión Europea y de instituciones internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Madrid será también durante estos días -ha agregado Sánchez- la capital del diálogo con la sociedad, a través de la implicación de más de 1.500 colectivos y organizaciones, cientos de empresas comprometidas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y una "generación entera de jóvenes que se niega a callar ante la creciente degradación del planeta". En total, cerca de 30.000 personas se han inscrito para participar en la Cumbre.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha reconocido el "extraordinario trabajo" realizado por Chile en la organización de la COP25, ya que España se ofreció a acogerla tras la renuncia de ese país debido a su situación interna.

Transformaciones urgentes

En la inauguración de la Cumbre, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha agradecido a los gobiernos de Chile y España el trabajo conjunto para hacerla posible, un ejemplo -ha dicho- del multilateralismo necesario contra la emergencia climática.

Guterres ha apuntado que los últimos cinco años han sido los de temperaturas más altas registradas y que el nivel de los océanos está subiendo más deprisa de lo previsto. Si no se adoptan transformaciones rápidas y profundas en ámbitos como la industria, la energía, el transporte, con un enfoque global y de justicia social, el impacto en todas las formas de vida de la Tierra será catastrófico, ha advertido.

Encuentros con líderes internacionales

Tras la inauguración de la COP25, Pedro Sánchez participará en una mesa redonda con otros líderes sobre planes nacionales más ambiciosos frente a la emergencia climática.

Además, en el marco de la Cumbre, el presidente del Gobierno en funciones ha mantenido sendas reuniones con los jefes de Estado y de Gobierno de países de la UE, con el primer ministro de Francia, Édouard Philippe, y con el secretario general de la ONU.

Esta tarde ofrecerá un almuerzo a los jefes de Estado y de Gobierno, se reunirá con los mandatarios de países de América Latina y comparecerá ante los medios de comunicación con António Guterres.