jueves, 12 de diciembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La recomendación de que los niños no coman atún llega 20 años tarde

Nicolás Olea, catedrático de la Facultad de Medicina de Granada

Sociedad

Brazatortas cobijó a los más de 600 jóvenes de toda la provincia que han dado vida a la XX Marcha de Adviento

Tras cubrir a pie la ruta que separa esta localidad y Almodóvar del Campo. Toledano agradece la colaboración de colectivos y vecinos colaboradores

Imprimir noticia

Brazatortas fue ayer, primer domingo de diciembre, punto y final de la XX Marcha de Adviento organizada por la Delegación Diocesana de Pastoral de Jóvenes de Ciudad Real, en la que tomaron parte más de 600 jóvenes llegados de numerosos puntos de la provincia.

Pablo Toledano, el alcalde torteño, se mostraba muy satisfecho por esta importante cita que había arrancado en la jornada previa en la vecina población de Almodóvar del Campo, desde donde habían iniciado su marcha a pie, a primera hora del domingo, los participantes.

Itinerario que pasaba también por Retamar y a lo largo del cual irrumpía por momentos la lluvia. Al llegar a Brazatortas tenía lugar uno de los gestos más emotivos, cuando los jóvenes se dirigieron hasta el templo parroquial para trasladar desde allí la talla del Cristo de Órense andando, a través de céntricas calles, hasta el Pabellón Municipal.

“Ha sido una experiencia muy grata poder dar acogida a tantos jóvenes, un soplo de aire fresco para una comarca como la nuestra, a la que han llegado para ayudarnos a renovar la fe y mostrarnos la esperanza de que la despoblación puede revertirse por la voluntad de todos”, ha referido el regidor.

En el Pabellón estaba todo dispuesto, habiéndose habilitado un escenario a modo de altar para el oficio religioso. Además, se trasladaban más de 150 sillas para que las personas mayores de la localidad pudieran seguir dicha eucaristía. Y, después, se ofrecía un tentempié en la Piscina Municipal.

Toledano ha puesto en valor la colaboración que, de cara a tener todo preparado para este evento de alcance provincial, han tenido Parroquia y Ayuntamiento desde los días previos, agradeciendo la labor de los vecinos que han colaborado voluntariamente.

En este sentido destaca también la aportación de los grupos parroquiales, de la Asociación de Amas de Casa, de personal municipal e integrantes de la Corporación municipal y de demás voluntarios colaboradores.