domingo, 15 de septiembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Los días en los que no estás enamorado son días desperdiciados

Claude Lelouch, director de Los años más bellos de una vida

Cultura

El Museo Lopez-Villaseñor acoge una exposición fotográfica sobre la trata de seres humanos

Imprimir noticia

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora; el delegado de Migraciones de la Diócesis de Ciudad Real, Julián Plaza Pérez de Madrid, y María Espinar, de COVIDE-AMVE, han inaugurado esta mañana en el Museo López-Villaseñor la exposición “Punto y Seguimos. La vida puede más”, una exposición itinerante de fotografías realizada y promovida por el Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones a través de la Sección de Trata de Personas.

La muestra, que llega a Ciudad Real de la mano de COVIDE-AMVE (Cooperación Vicenciana para el Desarrollo - Acción Misionera Vicenciana de España) y la Concejalía de Cooperación Internacional, consta de 41 fotografías y 4 paneles de texto. Estas fotografías intentan mostrar la realidad de la trata en tres grupos de fotografías: el drama vivido contra la dignidad y la vulneración de derechos, la indiferencia social ante el abuso y la explotación y la esperanza en un futuro libre de explotación, la vida, las posibilidades, los sueños cumplidos…

La alcaldesa de Ciudad Real agradecía el poder haber traído esta exposición a la capital “porque hay que visibilizar lo que es la trata. Si las mujeres sufrimos discriminación en todos los ámbitos de la sociedad: laboral, económico, etc.., llegamos a un grado supremo cuando se nos compra y se nos vende, porque eso hace que perdamos nuestra identidad como personas”.

Pilar Zamora reconocía que el eslogan de la muestra “La vida puede más” es “importantísimo si todos colaboramos y estamos con estas mujeres, y nos tomamos en serio este problema y no miramos para otro lado. El drama de las mujeres de trata es que están abocadas a dedicarse a la prostitución. Y no podemos normalizar nunca la prostitución, no podemos permitir que el consumo de de las mujeres nos pase indiferente y miremos para otro lado. Y esta visibilización hay que hacerla. Es esencial. Tenemos que luchar”.

Aunque estemos en feria la primera edil animaba a los vecinos y vecinas a conocer esta exposición ya que “son mujeres, no son un producto que se compra, que se utiliza y que en algunos casos se acaba con él. Esa concienciación no se debe acabar nunca.”

El autor de las fotos es Fernando Mármol Hueso, quien ha dedicado su tiempo, esfuerzo y cualidades tanto para la realización de las fotos como a su posterior montaje. Mármol es arquitecto de profesión y gran aficionado a la fotografía.

Para hacer posible la realización de las fotografías se ha contado con la participación de personas que han sobrevivido a la trata de seres humanos, así como proyectos de atención y acompañamiento de entidades religiosas. Esta participación se ha materializado en muchas de las imágenes, donde las personas que aparecen son supervivientes de la trata que han querido participar en éste proyecto.

Las frases que aparecen junto a las fotos también han sido recogidas de los testimonios de las víctimas. Los nombres que aparecen junto a las frases son ficticios para preservar la identidad de las personas.

La trata de seres humanos es un fenómeno invisibilizado para la ciudadanía. Muchas veces no se detectan ni identifican situaciones de trata, siendo difícil combatirlo si no se conoce. A través de este proyecto fotográfico se pretende visibilizar y sensibilizar ante la situación de abuso y explotación de personas.

El acercamiento a las víctimas ha permitido construir un relato en imágenes, haciéndoles partícipes y protagonistas a ellas mismas a través de las imágenes y de sus propias palabras plasmadas en las frases que acompañan cada fotografía. Se trata por lo tanto de un proyecto de sensibilización que se ha realizado con supervivientes de la trata.

Esta exposición ya se ha podido contemplar en Madrid, Gandía y Cáceres. En Ciudad Real estará abierta hasta el día 30 de agosto, y está previsto que también pueda contemplarse en Jaén, Pamplona y Burgos.