viernes, 19 de julio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

En el anonimato se vive muy bien

Rosa Márquez, locutora

Cultura

Homenaje a Miguel Muñoz de Morales

Por Lucas Alba

Imprimir noticia

Un acontecimiento histórico e insospechado se producía al filo de la media noche de ayer. Ciudad Real se convertía en Ciudad Imperial. El colofón al homenaje que se le brindaba por los artistas locales a Miguel Muñoz de Morales consistió en la coronación como emperador sobre el escenario de su persona y "personaje" con la complacencia unánime de cuantos abarrotaban el patio del Museo López Villaseñor.

Era la noche señalada en la que brindar al homenajeado un merecido reconocimiento por la que ha sido una vida dedicada a las artes, con la satisfacción que a todo nos produce verle con ánimo para que su labor tenga todavía larga vida. El Teatro de la Sensación ha sido el gran proyecto que ha sido foco de atracción y propagación de la cultura y flotó en el ambiente durante toda la velada.

El acto se iniciaba con retraso y se prolongó hasta la media noche teniendo cabida en diferentes episodios a la danza, la música y ineludiblemente al teatro.

Como simpáticos maestros de ceremonias oficiaron una singular pareja de "Dulcineo y Pandorga" que dieron inmediato paso a la hermana del homenajeado; Chelo, que transmitió un emotiva semblanza de la trayectoria artística y dimensión humana de "Miguelito" como es conocido cariñosamente por todos. Se entrelazaron a continuación breves y variadas actuaciones, con añejas imágenes recuperadas de los videos "VHS" de algunas icónicas representaciones impulsadas por el artista homejeado de los 80 y 90; sentidas palabras de personas que le testimoniaron su afecto y admiración, y a las que se le sumaron la de "faranduleros" que con sus videos quisieron ser partícipes de este acontecimiento.

Alberto Muñoz tomo la palabra para con un atinado discurso final presentar ceremoniosamente el cierre del homenaje que tuvo como epílogo las espontaneas palabras de algunos presentes y como final de fiesta obligada la celebración más informal y "trans" en el Teatro de la Sensación. Enhorabuena.