martes, 15 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Una vez muerto, como si tiran mis películas al mar. La posteridad me importa un pito

Woody Allen, director de cine y guionista

Sociedad

Teatro y experiencias como elementos integrador para jóvenes menores no acompañados

"Ni Más Ni Menas", la obra de teatro que se representaba en Albacete por menores no acompañados "menas", del centro Arco Iris y la experiencia de la influencer, generadora de opinión Fátima Ezzahra, como prueba de integración

Imprimir noticia

P.M.M.C.- El teatro vuelve a demostrar que es la asignatura pendiente en cualquier proyector educativo, el salón de actos de la Residencia de Mayores “Paseo de Cuba” de Albacete se estrenaba la obra de teatro “Ni más ni menas”,  un proyecto educativo desarrollado por los jóvenes del Centro de Acogida y Breve Estancia (CABE), “Arco Iris”, bajo la dirección del actor y dramaturgo, Miguel Ángel Gallardo, y que ha pretendido a través de la estrategia y metodología educativa, fomentar la expresión corporal, diálogo, trabajo en equipo y nuevos códigos de comunicación.

El tema de la obra giraba en torno a los estereotipos y como estos chicos ven una realidad al llegar a España que no se corresponde con lo que realmente es. Como nadie les juzga por su origen y que lejos de repudiarles, lo único que intenta nuestro país es ayudarles a conseguir un futuro mejor que el que dejaron atrás.

“Mis valores los aprendí con gente no musulmana”

Así lo afirmaba Fátima Ezzahra, influencer y  generadora de opinión, quien se encargaba de presentar el acto, y relataba su historia a nivel de integración y personal cuando llegó a España desde Marruecos con 12 años, diferenciando que ella llego con su familia y no como los chicos de Arco Iris, aprender el idioma en tres meses le facilito la integración en nuestro país, ella nunca sintió un rechazo o una mala mirada después de 13 años en España, primero en Galicia, y ahora en Castilla-La Mancha, es su historia positiva.

“La clave para la integración, es sentirse de aquí”

Fátima Ezzahra aseguraba en su presentación que la clave para la integración “es sentirse de aquí”, ella considera que es normal que la gente no te reciba si tú te sientes de fuera,  no sentirse de aquí, es ponerse una barrera, y de esta manera no te dejas conocer, por ello es muy importante el idioma y dejarse conocer, porque sin idioma no hay comunicación.

Las claves son muy sencillas el idioma y sentirse de aquí, así lo afirmaba Fátima, ella nació en Marruecos pero la mayor parte de su vida la vivió en España, “crecí aquí, aprendí aquí, toda mi vida está hecha aquí”.

El respeto.  “Yo te respeto y tú me respetas”

“La clave de todo es el respeto”, es importante el respeto por parte de ambos lados “yo te respeto y tú me respetas”, no hace falte que se compartan las ideas, la religión o la cultura, pero el respeto si es importante independientemente de lo anterior.

Los valores de las personas

Mis valores  me los enseñaron mis padres y mi religión que es el Islam, pero lo más curioso es que esos valores los aprendí aquí, en un país no musulmán, mis valores los aprendí conviviendo con gente no musulmana, conviviendo con gente de diferentes nacionalidades y religiones, para tener unos buenos valores solo hay que ser buena persona aseguraba Fátima, la mayoría de esos valores se los había enseñado no solo su familia sino también esa segunda familia como los amigos.

Por ultimo en esta presentación previa a la obra de teatro Fátima Ezzahra quería transmitir la importancia de la educación, porque de esta manera se puede trabajar dignamente, por lo que ha comprobado llegan muchos inmigrantes para trabajar y ayudar a sus familias, pero con un título, con unos estudios, con una formación, les podrán ayudar mejor a sus familiares, por ello animaba a los “menas” que se concienciaran y animaran de la importancia de estudiar.

Después de esta experiencia y al concluir la obra, los jóvenes menores entusiasmados compartieron impresiones con Fátima Ezzahra, ella les insistía con el aprendizaje del idioma como elemento fundamental para integrarse, desde el centro se planten la idea de seguir contando con su colaboración para dar a conocer su experiencia.