lunes, 23 de septiembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La naturaleza está enfadada y te devuelve el golpe

António Guterres, secretario general de la ONU

Cultura

José Manuel Lucía Megías presentó en Argamasilla de Alba su trilogía sobre la vida y obra de Cervantes

Imprimir noticia

El Presidente de Honor de la Asociación de Cervantistas, Catedrático de Filología Románica de la Universidad Complutense de Madrid y Bachiller de Honor de la Argamasilla, José Manuel Lucía Megías, presentó el pasado domingo en la Casa de Medrano de Argamasilla de Alba, lugar de gestación del Quijote, su trilogía sobre la vida y obra de Miguel de Cervantes, y principalmente el tercero de los tomos, 'La plenitud de Cervantes. Una vida de papel', que ha visto la luz en 2019. En total casi mil páginas, publicadas por la editorial Edaf, donde se recogen cinco años de trabajo investigando y analizando la juventud, la madurez y la plenitud de Cervantes.

En este trabajo José Manuel indaga no solo en la obra de Cervantes, sino también en su faceta más íntima en las relaciones personales como las que mantuvo con su hija, prácticamente inexistentes, o con sus hermanas, indicaba en la presentación el concejal de Educación y Cultura en funciones, José Antonio Navarro, que continuó diciendo: "Esta obra nos da cuenta de esa última de las aventuras de Miguel de Cervantes, más allá de esas quijotescas, rescatando al genio que fue capaz de reivindicarse como narrador y como poeta alegórico y dramático, el Cervantes de siempre pero con todas sus luces y sombras".

"Hacía falta un trabajo como el de José Manuel, en el cual, fundamentalmente, se rescata a Cervantes en cada una de las etapas de su vida, más allá del personaje autor del Quijote", subrayaba Navarro.

En la primera parte de esta trilogía biográfica, 'La juventud de Cervantes. Una vida en construcción', Lucía nos muestra un Cervantes viajero y aventurero; en el segundo tomo, 'La madurez de Cervantes. La vida en la corte', se sitúa a Cervantes en la corte política de Madrid, y en la económica de Sevilla, y donde se relata sus supervivencias buscando un oficio al que dedicarse y obteniendo sus primeros éxitos como escritor. En el tercer y último tomo, 'La plenitud de Cervantes. Una vida de papel', se recoge un periodo en el que escribe sus obras más importantes y conocidas, las cuales Lucía sitúa en un contexto histórico y literario.

Acompañado por el alcalde en funciones, Pedro Ángel Jiménez, el autor reconocía que "en el primer lugar de La Mancha en el cual quería presentarla era Argamasilla de Alba, un lugar con el que tengo mucha vinculación  y donde muchas de las cuestiones que se hablan en la obra, hablan precisamente de este lugar".

Aunque el primero de los tomos se publicó en 2016, no ha sido hasta tener completada la biografía de Cervantes, y sobre todo el tercer tomo, que abarca el periodo de sus grandes obras, en las que la localidad manchega puede verse reflejada, cuando José Manuel ha querido presentarla en Argamasilla de Alba.

"El mundo de la biografía de Cervantes es también un mundo de descubrimientos, de intentar descubrir a ese Cervantes hombre, sobre todo en su última etapa, más creativa, desde 1604 hasta 1616 cuando muere, e intentar también comprenderlas desde otro punto de vista", indicaba el autor.

Con esta obra, el cervantista quiere acercar la biografía de Cervantes "a todo el mundo", más allá del mito, para que se le vea como realmente es, una persona normal de su época, con problemas para llegar a fin de mes, con sueños, obligaciones, y de alguna manera acercar el hombre y la literatura del siglo XXI al lector, "porque todavía es muy necesario seguir leyendo a los clásicos, y en este caso concreto a Cervantes", aseveraba.

Desde hace años, José Manuel Lucía está muy estrechamente vinculado a Argamasilla de Alba, principalmente a través de la Asociación de Cervantistas, el Quijote y la Red de Ciudades Cervantinas, de la que fue impulsor y a la cual Argamasilla de Alba pertenece como socia fundadora. Una relación y compromiso con la localidad que el Consistorio argamasillero agradeció en diciembre de 2015, nombrándolo Bachiller de Honor de la Argamasilla, máxima distinción cultural que concede el Consistorio argamasillero.