martes, 26 de marzo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

No me gusta que me llamen mujer matemática. Soy una persona matemática que resulta ser mujer

Karen Uhlenbeck, ganadora del premio Abel (el Nobel de las Matemáticas

Sociedad

La Junta de Gobierno local de Tomelloso aprueba los criterios técnicos que regirán el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

Imprimir noticia

La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez y el concejal de Servicios al Territorio, José Ángel López, han presentado esta mañana los criterios técnicos que regirán la elaboración del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que ayer fueron aprobados por la Junta de Gobierno Local.

El plan, para cuya elaboración ya se ha abierto el proceso de contratación, es, han apuntado ambos, “un documento vivo” que se tendrá que ir completando con medidas concretas a corto, medio y largo plazo, que contarán con una financiación de 450.000 euros, con cargo a los fondos europeos FEDER. El presupuesto para la redacción del proyecto es de 55.000 euros.

El PMUS tiene, ha detallado López, tres objetivos específicos: recuperar una ciudad paseable para el peatón; impulsar el uso de la bicicleta y del transporte público sobre otros, garantizando la accesibilidad a los colectivos más vulnerables y aprovechando las características topográficas de la localidad y coordinar todo ello con la estructura viaria existente, optimizando su trazado y el funcionamiento de las vías, para lograr que el “tráfico sea coherente y funcione”

Los elementos básicos que la empresa adjudicataria tendrá que reflejar en el PMUS son, según ha explicado el concejal, delimitar y describir de forma detallada la zona a estudiar; la regulación y control de acceso y del estacionamiento en el centro del núcleo urbano; desarrollo, propuesta y mejora de rutas de transporte público, en base a pautas de movilidad; ordenación y explotación de las redes principales del viario, en relación con los diferentes modos de transporte; la zonificación del área de estudio; control y refuerzo de las zonas peatonales; gestión de la movilidad en aspectos relativos a los grandes centros atractores, regulación de carga, descarga y reparto de mercancías en los núcleos, en especial en zonas de posible peatonalización; integrar las políticas de desarrollo urbano y territorial con la movilidad de modo que se minimicen los desplazamientos habituales y se garantice accesibilidad a comercios, viviendas y centros de trabajo; mejorar la movilidad en general y en particular, reducir la necesidad de movilidad con el vehículo privado motorizado; disminuir la congestión en los núcleos incentivando el uso de transporte público; favorecer la intermodalidad con aparcamientos disuasorios; promoción de buenas prácticas de movilidad a través de campañas e integrar movilidad de los flujos puntuales debido a las horas punta de salida y entrada de los centros educativos.

Los trabajos, ha destacado, se realizarán en dos fases: una inicial de análisis y toma de datos con el correspondiente diagnóstico y otra de redacción del Pan propiamente dicho.

La parte de información básica y trabajos de campo pretende relacionar los problemas de movilidad y accesibilidad con la expansión urbana y asegurar el equilibrio entre las necesidades de movilidad y las de accesibilidad. Tendrá que comprender, como mínimo, datos sobre aspectos como las características socio-económicas y territoriales; transporte público, tráfico privado, movilidad urbana, aparcamiento, usos del suelo, viario, energía y medio ambiente, seguridad vial, accesibilidad y participación ciudadana, con la realización de encuestas a pie de calle, domiciliarias, en empresas y en reuniones con colectivos representativos de la ciudad.

A partir de toda esa información se elaborará un “diagnóstico”, que abarcará entre otros aspectos: tendencias demográficas y económicas; análisis de problemas de movilidad de peatones y ciclistas, clasificación del viario de la ciudad, integración de la movilidad en las políticas urbanísticas, accesibilidad, transporte público, detección de problemas de congestión en la red de vías de la ciudad, detección de zonas con insuficiencia o saturación de accesos o salidas, análisis de la problemática derivada de la carga y descarga, delimitación de zonas congestionadas por la demanda de aparcamiento, posibilidades de ubicación y capacidad de aparcamientos para residentes y en rotación y aspectos energéticos y medioambientales.

Finalmente se propondrán medidas concretas a corto (desde la aprobación del Plan hasta dos años después), medio (entre 2 y 4 años) y largo plazo (entre 4 y 8) que, ha recalcado el concejal, “deberán estar programadas y presupuestadas”.

Además, el Plan deberá incorporar un sistema de evaluación anual basado en indicadores que permitan conocer si se están cumpliendo los objetivos trazados e incluirá como planes o propuestas de actuación de circulación, estacionamiento, fomento el transporte colectivo y reparto intermodal, itinerarios peatonales y su accesibilidad, itinerarios ciclistas, gestión de la movilidad, seguridad vial, renovación de flota de vehículos municipales y de, concienciación, educación y sensibilización ciudadana.

El plazo de ejecución para la realización del plan será de seis meses, tres para la entrega por parte del adjudicatario de los documentos correspondientes a la Fase I (toma de datos, análisis y diagnosis” y otros tres para la entrega de los documentos correspondientes al Plan de Movilidad.

Para la adjudicación de estos trabajos se tendrán en cuenta, ha apuntado López, criterios como el precio a la baja, la calidad del equipo de trabajo que participe en la ejecución del contrato(valorándose la presencia en el mismo de profesionales especialistas en topografía, geografía, ciencias ambientales, sociología, ingenieros y arquitectos) y la experiencia acreditada del personal técnico en elaboración de este tipo de planes de movilidad.

Entre las mejoras se valorará la puesta a disposición de la ciudadanía de una web donde el ciudadano pueda conocer toda la información relacionada con el PMUS y que contenga alguna aplicación que posibilite la participación ciudadana, así como el diseño, edición e impresión de 2.000 dípticos que recojan las conclusiones y líneas principales de la actuación del PMUS.