viernes, 16 de noviembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

El único riesgo cuando hablas en público es tu propio miedo a hacer el ridículo

Blanca Portillo, actriz

Sociedad

El sector vitivinícola, a la espera de las declaraciones de cosecha oficiales de los países de la UE

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha se ha valorado la última reunión del Grupo de Diálogo Civil del Vino de Bruselas, que contó con la participación del Responsable de Vino de UPA, Alejandro García-Gasco

Imprimir noticia

El sector vitivinícola está pendiente de que los países miembros de la Unión Europea formalicen sus respectivas declaraciones de cosecha oficiales para así disponer de datos definitivos tras las estimaciones que el Grupo de Dialogo Civil del Vino en Bruselas ha recibido esta misma semana. Alejandro García-Gasco Alcalde, responsable de Vino de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, considera que tras las estimaciones hechas públicas esta semana y que, más o menos, ya conocía el sector, hay que quedar a la expectativa de los datos definitivos de los países miembros. Una situación que, en cierto sentido, "está provocando que el mercado esté parado y haya cierta especulación por esta espera".

Desde la Comisión se ofrecieron datos relativos a las estimaciones de producción de la campaña 2018 que fija para la Unión Europea 175,6 millones de hectólitros; 47,5 de ellos correspondientes a España, 46 a Francia y 49,5 a Italia, lo que supondría un incremento respecto al año anterior del 22 % en la Unión Europea.

Pero desde UPA se advierte que hay que ser cauteloso porque en comparación con los últimos cinco años, esta subida se limita al 5,1 %, lo cual "nos deja una campaña superior pero no mucho mayor que en los últimos cinco años", ha matizado García-Gasco quien ha hablado de otras cuestiones que se valoraron en este Grupo de Diálogo Civil del Vino en Bruselas. En concreto se ha referido a la necesidad de que el sector disponga de programas nacionales específicos dentro de la futura reforma de la PAC, con un presupuesto específico, así como medidas concretas para el sector vitivinícola como ya sucede en el actual.

Asimismo, se han abordado las enmiendas a los derechos de plantación de viñedos, donde la Comisión ha realizado la propuesta tomar 2015 como año de referencia para el cálculo de otorgar las nuevas plantaciones de viñedo en la nueva PAC, más los derechos de plantaciones que estuvieran en poder de los agricultores en aquel año. Y, en base a esto, adjudicar el 1 % a cada país. Algo que desde UPA no se ve como conveniente sino que prima la apuesta por "a quién se le otorgan dichos derechos y el control de las producciones para evitar las variaciones de producción que tenemos porque el incremento de hectáreas a día de hoy no es tan necesario cuando el sector está demostrando que obtiene más calidad y rendimientos con menos".

Según el responsable de Vino de UPA, se debe priorizar a pequeños y medianos agricultores que ya tienen una base, "no a gente nueva y ajena al sector", así como trabajar en la continuidad del sistema de autorizaciones que cada vez está más mejorado.

Por otra parte, la Comisión informó al respecto al debate de la finalización del uso del cobre en la agricultura. Frente a esto, UPA mostró su preocupación y el daño que haría su eliminación definitiva ante la falta de alternativas a este producto. Sobre todo por la importancia que tiene en los cultivos leñosos y en la agricultura ecológica. Ante estas cuestiones, la Comisión informó de que hará una prórroga de siete años con un uso máximo de 28 kilos por hectárea. Es decir, 4 kilos por año; aunque si un año usas más o menos lo que cuenta es el cómputo de los siente años.