jueves, 20 de septiembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Lo gratuito conlleva siempre una forma de dominación

Richard Sennett, sociólogo

Sanidad

La equidad en el acceso al sistema, la digitalización y la interoperabilidad, claves para la sostenibilidad del sistema sanitario público

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha expuesto los retos futuros de los sistemas sanitarios públicos, identificados en la Comunidad Autónoma en la cronicidad, el envejecimiento y la despoblación

Imprimir noticia

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz ha recalcado que “si queremos que nuestro sistema sanitario continúe siendo sostenible, es primordial la equidad en el acceso de los ciudadanos al sistema, la Interoperabilidad y la digitalización para disponer de información precisa y completa, oportuna en el lugar de la asistencia”.

Así lo ha afirmado el consejero durante el acto celebrado en el Colegio de Médicos de Ciudad Real, que ha acogido por primera vez, el Pleno y la Asamblea Nacional del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos que reúne a representantes de los 52 colegios profesionales de España y donde se abordan temas de interés relacionados con la profesión médica.

Fernández Sanz ha explicado los retos de futuro ante los que se enfrenta tanto el sistema sanitario a nivel nacional como el regional, donde los gobernantes deben tomar medidas para alcanzar la sostenibilidad del sistema sanitario.

Los retos están identificados, ha afirmado el consejero, quien ha explicado que la realidad de Castilla-La Mancha nos enfrenta a “la cronicidad y el envejecimiento, a lo que se suma otro aspecto, no menos importante, como es la dispersión geográfica y la despoblación”.

Al respecto, el consejero de Sanidad ha defendido una Sanidad pública y universal gratuita, que sea equitativa, demandando para ello, calificándola de “esencial”, una correcta financiación adecuada.

En este sentido, ha explicado que el Programa de Estabilidad 2017-2020, remitido por el Gobierno Nacional a Bruselas, prevé que la financiación sanitaria aumente un 5,9 por ciento en los próximos cuatro años. Por contra, su peso como porcentaje del PIB bajará del 6,1 al 5,6 por ciento.

Así, Fernández Sanz ha explicado que el reto de crear organizaciones sostenibles trasciende el modelo basado en el crecimiento a corto plazo, afirmando que un modelo sostenible es a la vez “una responsabilidad social de largo alcance”.

El consejero de Sanidad ha descrito que el futuro de la asistencia sanitaria enfrenta cuatro desafíos globales, como son el envejecimiento poblacional, más enfermedades crónicas, nuevas y más expectativas de los ciudadanos y unos presupuestos ajustados y una creciente complejidad con necesidad de innovación.

Respecto a la inversión que se realiza en materia sanitaria de media nacional, Fernández Sanz ha explicado que de cada euro invertido en Sanidad el 50 por ciento se destina a personal, el 21 por ciento a Farmacia, el 15 por ciento a compras, el 10 por ciento a conciertos y el 4 por ciento a inversiones.

Asimismo, ha descrito gráficamente cómo en Castilla-La Mancha el 71 por ciento de las consultas de Atención Primaria las copan pacientes con enfermedades crónicas.

Con todos estos factores, ha explicado Fernández Sanz, el desafío es “orientar a los profesionales y ciudadanos en una dirección común y alineada con la estrategia general de la organización”.

Así, en opinión del responsable de las políticas sanitarias de Castilla-La Mancha, la sostenibilidad del sistema es un objetivo complejo, multifactorial y anclado organizativamente.

En Castilla-La Mancha estamos apostando por “estimular hábitos de vida saludable y educación para la salud para la correcta utilización del sistema por parte de ciudadanos y profesionales”, ha explicado el consejero.

El camino es “apostar por la calidad técnica, con la mejor tecnología, la mejor formación y la mejor información ante una demanda exigente, e invertir más en las posibilidades de no enfermar (prevención) y prestar atención a los cambios demográficos, esperanza de vida y las enfermedades crónicas”, ha concluido Fernández Sanz.