jueves, 20 de septiembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Lo gratuito conlleva siempre una forma de dominación

Richard Sennett, sociólogo

Sociedad

El encierro infantil mantiene viva la tradición y logra que los pequeños disfruten de ella

Anoche los vecinos pudieron disfrutar de la amplia oferta de actividades, propuestas por el Ayuntamiento y la iniciativa privada

Imprimir noticia

Por sexto año consecutivo el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo ha organizado este viernes, a través de una empresa especializada, el encierro infantil para que también los más pequeños disfruten de la tradición, y se empiecen a empapar de ella.

La creciente participación de los años previos sigue constándose con numerosos niños de diferentes edades, los que han participado en este encierro infantil, corriendo delante de toros hinchables de goma espuma por el mismo recorrido que los genuinos y sintiendo así la emoción que implican estas carreras.

Unos encierros que han sido seguidos por muchos  vecinos, que han acudido a ver como disfrutaban los pequeños. Un encierro que se iniciaba y acababa en el mismo albero del Centro Multifuncional ‘Las Eras de Marta’, que desde la tarde de ayer jueves ha vivido sendas citas muy participativas.

Si bien ayer tarde tuvo lugar la suelta de vaquillas desde las 18 horas, un evento que reunió a cientos de personas en el graderío y a decenas en el ruedo del coso, que con el mayor respeto a los animales, algo que caracteriza a la tradición taurina de Almodóvar, continúan manteniendo vigente la tradición.

Ya por la noche, el recinto estuvo prácticamente lleno de público que quiso disfrutar de las diferentes pruebas de habilidad que, en estreno de horario nocturno, reunió a varias peñas en la yincana organizada para ellas y que hizo a los presentes, entre familias y jóvenes fundamentalmente, disfrutar de una noche de diversión con una temperatura espléndida.

Una noche la de este jueves que resultó de lo más participativa de lo que va de fiestas, pues a la oferta pública de la programación consistorial se sumaba la iniciativa privada, compatibilizando ambas posibilidades para todos los públicos. De este modo, en el Jardín Municipal, las personas mayores pudieron disfrutar con un espectáculo de variedades que reunió humor, flamenco, canción española o colombianas.