miercoles, 17 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La escuela tiene una visión muy limitada de lo que es la inteligencia

Ken Robinson, experto en innovación educativa

Sociedad

Guadalmez, el corazón de tres valles: Alcudia, La Serena y Los Pedroches

Imprimir noticia

Carlos Mora Mesa.- GUADALMEZ es el mejor punto de partida para conocer tres grandes valles de larga tradición trashumante y ganadera, con una cultura y gastronomía particulares. La antigua región de Fahs al Ballut o el Llano de las Bellotas como lo conocían los musulmanes allá por el siglo X, ofrece al viajero un sinfín de paisajes, pueblos y curiosidades que merece la pena conocer. Tres Valles, que pertenecen cada uno a una Comunidad Autónoma, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía, y que en el pequeño Valle de Guadalmez, encuentran su denominador común.

Lo primero es deleitarse por los caminos de la sierra y el valle de Guadalmez, un sinclinal, que como si fuera un libro abierto, nos muestra la Historia Geológica de nuestro planeta, además de regalarnos con unos paisajes de ensueño. Perderse por las riberas de su río, subir a miradores como el de la Torre de los Gatos o el de Buenos Aires, contemplar la sosegada imagen de las aguas del pantano de la sierra, al pie del pico de Doña Justa, o disfrutar de sus tradiciones y gastronomía, sus apreciados quesos y berenjenas,  es algo que nuestro espíritu agradecerá.

Partiendo de Guadalmez, conoceremos también EL REAL VALLE DE ALCUDIA, de reminiscencias cervantinas, una extensa llanura decorada con miles de encinas centenarias, incluida la famosa encina de "las mil ovejas". Visitaremos también poblaciones como Almadén, y su mina, declarada recientemente Patrimonio de la Humanidad, con su hexagonal Plaza de Toros y su dieciochesca Escuela de Minas,  la señorial Chillón, con su iglesia-fortaleza y su santuario de Nuestra Señora del Castillo, Alamillo, La Bienvenida y sus ruinas romanas de la antigua capital minera de Sisapo, Brazatortas, San Benito o Fuencaliente y sus pinturas rupestres, pintoresco municipio que colgado de la sierra, es un balcón excelente para contemplar tanto el Valle de los Pedroches como el de Alcudia.

También desde Guadalmez merece la pena visitar el Valle de LA SERENA, y su gigantesco embalse, el segundo mayor de Europa, que es un auténtico mar de agua dulce. Desde la templaria Capilla, con su casco urbano colgando de los cimientos de su castillo, las vistas del pantano son únicas, así como sus atardeceres. En Peñalsordo podremos disfrutar de una auténtica playa, así como de sus pintorescas fiestas del Corpus, declaradas de interés nacional. Localidades como Zarza-Capilla, Santi-Espíritu, Baterno..., nos traerán a la memoria imágenes de otros tiempos, y en La Puebla de Alcocer, la subida a su castillo es obligatoria. No nos podemos ir de estas tierras sin probar su afamado queso de la "Torta de la Serena".

El último valle, el de LOS PEDROCHES, aún nos reserva muchas más sorpresas, como la medieval Santa Eufemia, a los pies de su Castillo del Señor de la Guardia, la monumental Belalcázar y su castillo de los Sotomayor o su renacentista Convento de Santa Clara de la Columna, su iglesia de Santiago el Mayor o de San Francisco, el puente romano, las ermitas de Las Alcantarillas o de Consolación, y su repostería, la de las monjas del convento o la torta de fideos y el resoli. También en los Pedroches nos esperan villas como Dos Torres, nacida de la unión de dos pueblos, la industriosa Pozoblanco, Villanueva de Córdoba o Hinojosa de Córdoba, con su "catedral de la sierra", una auténtica joya renacentista digna de conocer. Pueblos como Pedroche, El Viso y Torrecampo también merecen una visita. El Valle de los Pedroches es famoso por sus jamones y embutidos, ibéricos de pata negra, que se obtienen de las piaras de cerdos que pastan en sus dehesas de encinas y alcornoques.

¿Aún sigues sin conocer esta maravillosa región de Fahs al Ballut?.

DOCUMENTOS ADJUNTOS