viernes, 14 de diciembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

No comparto algunas cosas que dije en el pasado... la situación política en Venezuela es nefasta

Pablo Iglesias, Secretario general de Podemos (acerca de la situación en Venezuela)

Cultura

El sonido se impuso al tiempo en 'La Granja Festival'

A pesar de la lluvia presente durante la mañana y gran parte de la tarde del sábado, la asociación 'La Casa con Ruedas' se mostró firme en su empeño por querer desarrollar esta cita musical que cumplió su octava edición. Con un pequeño retraso debido a las inclemencias meteorológicas, finalmente el cielo lució despejado durante toda la noche, y la música puso la nota de calor.

Imprimir noticia

De Madera

Hubo que esperar hasta el último momento pero finalmente se impuso el sí a la realización del evento, y el sí al cielo estable, pese a la inestabilidad de toda la jornada. Con un ligero retraso, debido a que las pruebas de sonido tuvieron que esperar a que la lluvia cesara durante la tarde, en torno a las 21:00 horas, las puertas de los jardines del Restaurante ‘Las Brujas’ se abrieron para dejar entrar a los primeros asistentes a la cita. 

Más de 150 personas fueron las que durante cuatro horas pudieron disfrutar de la octava edición de un festival dedicado a la música country, folk y rock&roll. Los encargados de empezar a calentar motores fueron los tomelloseros De Madera, grupo de estilo rockero pero con tintes americanos, y que con sus tres años de experiencia están a punto de finalizar la grabación de su primer trabajo de estudio. Finalizado el primer concierto, María Martín-Consuegra, Suny, amenizó la espera entre bandas con una pequeña muestra en acústico de sus años de trayectoria junto a Miguel Ángel Ruiz a la guitarra y Samuel Pozuelo al bajo.

Tras el pequeño interludio, llegaba el turno a los WidowMakers, madrileños muy americanos, que hicieron bailar a los asistentes durante toda la actuación. Con más de una década a sus espaldas, la influencia que ejerce la música americana sobre el cuarteto fue visible de principio a fin. Una trayectoria que avalan sus cinco discos publicados y una gira que los he llevado por toda la geografía española, así como fuera de las fronteras españolas con destinos como Bélgica, Italia y Francia. Responsables de impedir que el público dejara de bailar en algún momento, fueron la antesala a otro plato fuerte de la noche: The Milkyway Express. 

Pero mientras el escenario principal volvió a prepararse para el colofón de la noche, el cantautor cartagenero Carlos Madrid presentó su nuevo disco ‘Prácticamente nada’. Finalizado el corto acústico, llegó el turno al broche final de la noche. Llegados desde el sur de España, el grupo con mezcla southern rock y blues lisérgico, que lleva activo más de 14 años, entró en escena. A pesar de que el frío, impropio de un mes de junio, empezaba a ser evidente, los ánimos no decayeron hasta bien entrada la noche. 

La cita se completó con el sorteo de un tatuaje a cargo de Custom Culture y Tattoo Agatha Ink, y una guitarra de manos de Musical Planet, empresas locales colaboradoras en el festival, así como Iberfirmes, YuPrint, Quesos Rocinante, Cerveza Salvaje, la Escuela de Música Moderna de Ciudad Real, o la Asociación de Empresarios de Daimiel (AEDA), y el Ayuntamiento de Daimiel.