miercoles, 17 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La escuela tiene una visión muy limitada de lo que es la inteligencia

Ken Robinson, experto en innovación educativa

Sociedad

Gran ambiente en las fiestas de San Isidro en Porzuna y Las Rabinadas

Imprimir noticia

Los vecinos de Porzuna y de la pedanía de Las Rabinadas celebraron ayer las fiestas en honor a San Isidro. La población de ambos lugares se volcó con la festividad del patrón de los agricultores y patrón de Las Rabinadas.

En Porzuna, cientos de personas se trasladaron al paraje de San Isidro para disfrutar de una jornada de romería organizada por la Hermandad de San Isidro Labrador con la colaboración del Ayuntamiento.

Las actividades comenzaron con la celebración de la Santa Misa en la Iglesia Parroquial de San Sebastián y la tradicional procesión de San Isidro por las calles de Porzuna, acompañada por la Banda de Música. Como novedad, este año la imagen se transportó en andas hasta llegar a la carretera donde ya se colocó en la carroza tirada por un tractor para ser llevada hasta su Ermita. En el trayecto, el Santo también fue acompañado por una treintena de caballos.

Ya en la ermita, los asistentes pudieron disfrutar con la actuación de la Coral Municipal Nuestra Señora del Rosario que ofreció un espectacular repertorio para deleite de todos los presentes. Tras ello, los más pequeños tomaron el relevo y derrocharon talento y mucho arte. Los primeros en actuar fueron los niños del grupo de bailes regionales ‘Virgen del Carmen’ de la Universidad Popular de Porzuna quienes sorprendieron al público con jotas y seguidillas, reflejando que el futuro del folclore está asegurado en la localidad. Seguidamente, el alumnado de la Escuela de Baile del Gimnasio JBC fueron las encargadas de hacer una demostración de sevillanas y zumba. Los jóvenes bailarines encandilaron a todos los asistentes con su adorable desparpajo y simpatía.

La jornada también contó con el concurso de cintas a caballo y la carrera de caballos, organizadas por la Sociedad Amigos del Caballo de Porzuna. La gastronomía también tuvo su protagonismo especial con los concursos de caldereta y de migas y la ‘Gran huevada popular’. En total, se sirvieron unos 800 huevos fritos entre todos los asistentes.

Con el estómago lleno, llegó el turno de los juegos populares. Una treintena de niños participó en esta actividad en la que no faltaron los juegos típicos como la carrera de sacos, el tira de la cuerda, etc. Al final, tanto los niños que participaron como todos los pequeños que estaban observando la competición, recibieron una bolsa de chucherías.

El broche final a la jornada lo puso la rifa, la entrega de trofeos y la actuación de la Orquesta Olimpia, que estuvo amenizando la fiesta hasta las diez de la noche.

Además, durante el fin de semana, tuvo lugar la carrera de galgos y los concursos de arada con vertedera y de maniobras con tractor y remolque, que siempre tienen muy buena aceptación. También se desarrollaron los concursos de lanzamiento de reja y lanzamiento de herradura para niños, y el torneo de tiro al plato. Los participantes en estas actividades pudieron disfrutar de unas migas ofrecidas por el Ayuntamiento de Porzuna. 

La concejal de Festejos de Porzuna, Silvia Cañamero, hacía un balance muy positivo de estas fiestas “que han contado con más afluencia que otros años, a pesar de haberse celebrado en día de semana, la temperatura fue excelente y se generó un ambiente muy agradable y cargado de positivismo”. Asimismo, daba las gracias a la Hermandad de San Isidro y a todas las personas y colectivos que han participado en estas fiestas “porque gracias a la contribución y a la participación activa de todos, las fiestas fueron todo un éxito”.   

San Isidro en Las Rabinadas

La pedanía de Las Rabinadas también festejó sus fiestas en honor a San Isidro, “unas fiestas muy familiares en la que niños y mayores disfrutaron en un entorno natural envidiable y con un ambiente excelente”, recalcaba la concejal de festejos, Silvia Cañamero.

Los grandes protagonistas de estas fiestas fueron los niños, que disfrutaron de un castillo hinchable durante toda la tarde y de multitud de juegos populares.

Uno de los momentos que contó con mayor afluencia de público fue la misa y la posterior procesión con la imagen de San Isidro. Tras ello, hubo limonada y un aperitivo compartido para todos los vecinos.

En este sentido, la concejal de festejos ha dado las gracias a los vecinos y vecinas que colaboran en la organización y preparación de esta cena de hermandad “que sirve para estrechar lazos vecinales y reforzar la idiosincrasia de esta pedanía”.