miercoles, 17 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La escuela tiene una visión muy limitada de lo que es la inteligencia

Ken Robinson, experto en innovación educativa

Cine y TV

Nueva hostia de España en Eurovisión, pero nos quedamos con el "cuerpazo" del novio español de Eleni Foureira, segunda clasificada

En un uso vulgar, la palabra hostia también puede referirse a un golpe, que es justo el que se han dado Amaia y Alfred, una vez más España acumula otra Eurocagada, haber si fuera la última, y se dieran cuenta de que hay cosas que si no nos presentáramos ganaríamos todos, aunque esta edición tiene algo de nuestro país, justo la segunda clasificada, y representante de Chipre, Eleni Foureira, se le atribuye una relación con el futbolista español Alberto Botía

Imprimir noticia

Furia Muribunda.-  Israel gana Eurovisión con una canción que hace un alegato feminista, denunciando el acoso a las mujeres, el tema “Toy” –jugete- interpretado por Netta y compuesto por Doron Medalle se alzaban con el micrófono de cristal, aunque en un segundo puesto se quedaba quien  promete ser la canción que más suene, además de quien ha llenado de fuego el escenario, con una explosiva actuación, la representante de Chipre, Eleni Foureira quien definen como la Beyoncé europea, y relacionan con el futbolista español Alberto Botía, un tema que partía como favorito y se quedaba como segundo clasificado, aunque por la fuerza que ha demostrado en el escenario, la representante de Chipre no solo ha conquistado el corazón del futbolista murciano, sino que también el corazón del público, que bailará este “temazo” que pinta en convertirse la canción del verano. 

Y de España mejor quizás ni hablar, nos hemos quedado el número 23 de 26, como el que de diez asignaturas aprueba solo tres, los terceros por la cola, y además nos hemos quedado sin beso, una actuación recatada y comedida, sin garra y sin chipa, un tema que cae en la más absolutas de las depresiones, algunos románticos dicen por las redes sociales que ha sido una actuación magia, y así debería haber sido, para hacerlos desaparecer, por el absoluto ridículo.

“Siento que bailo por primera vez”, por primera vez, y por ultima, porque después de la cagada de España en Lisboa, haciendo una vez más el ridículo internacional, con una canción sosa y depresiva, mas dos cantantes “sin sustancia”, es el cóctel perfecto para meterse una hostia en proporciones bíblicas en un decadente concurso, que huele a rancio, y que si en el territorio nacional se hiciera un referéndum, -ahora que está de moda- para salirse de él, ganaría el sí, por una aplastante mayoría, seguro que en el puesto donde nos han dejado, se eleva el debate a la clase política, y tanto los que son casta como los que no lo son, quizás comiencen ya a preguntarse que hay en sitios que si no nos presentamos ganaríamos todos.

“Nunca llegue a imaginar, que viajar a la luna seria real”, Alfred ni tú, ni nadie, aunque a la luna os vais a tener que ir después de como habéis dejado a España, y bailar por primera vez en verbenas populares de barrios de la España de farolillos y banderitas, la canción no  os ayudaba, ya que por prescripción médica quien la escuchara mas de dos veces podía acabar ingresado en un psiquiátrico, por depresión y fuerte riesgo de autolesionarse hasta llegar al suicidio, que en algunos casos podían ser hasta colectivo, no puede ser que unos jóvenes con la única trayectoria de haber ganado un concurso televisivo, en donde nos demuestran que las mayorías no siempre son buenas, más el componente de que están supuestamente enamorados, demostrando a toda Europa una España heterosexista, viéndose una vez más la estupidez humana, por las propias caras que se ponían los dos “pipiolos”, vuelvo a decir supuestamente enamorados,  ya que no han sido ni capaces de darse un “piquito”, conformándose con una mirado “melosa” cantándose como si fueran una rondalla “eres el arte que endulza la piel”, -pero te quedas sin beso-.

Llego a la conclusión, que esto es como si a un chaval que acaba de aprobar las oposiciones en la Policía o la Guardia Civil le dan un arma y lo ponen a patrullar las calles, seguro que o se pega un tiro, o se lo pega a alguien, destrozándose cualquier sea la opción la vida, pues esto mismo ocurre aquí, la Eurocagada se apunta con color rojo en la ficha de servicios, y el tiro ha sido a quemarropa hiriéndoles gravemente, si llegaban agotados al festival y rodeados de polémicas, ahora habrá que ver y oír los diferentes debates que se producirán a lo largo de la semana, en donde cada vez más voces apostamos por una salida a tiempo, siempre es una victoria, y quizás España se debería plantear promocionar a sus jóvenes promesas de la canción de otra forma, y no haciendo el ridículo a nivel europeo.

Quizás para otro año deberían plantearse enviar al festival un clásico como “Marinero de Luces” de Isabel Pantoja, o hacer como en el deporte y nacionalizar algún artista como por ejemplo Shakira, con el tema “Perro fiel”, o el “Mayores” de Becky G, de esta manera seguro que por lo menos daríamos que hablar, como dicen en mi pueblo, y no “Tu canción” de Amaia y Alfred, que entra en el baúl de lo que nunca se debe recordar, y  si se recuerda es como ejemplo de lo que no hay que hacer.

Nos quedamos con lo mejor de una gala ridícula, aburrida, que huele a siglo pasado, quien era la favorita y merecía haber ganado, aunque ha sido segundo clasificada,  Eleni Foureira,  representante de Chipre, con su tema Fuego, quienes la comparan con Beyoncé, tienen que saber que no solo es fuego y garra en el escenario, sino que también tiene como novio a un “macizorro” futbolista español, que su impresionante cuerpo escultural y atlético eclipsa a Europa, hablamos de Alberto Botía, quien ha jugado con equipos como el Sporting de Gijón, Sevilla o el Barca, y que en la actualidad juega con el equipo griego del Olimpiakos, donde dicen que se conocieron, aunque prefieren mantener su relación fuera del foco público, la prensa lleva varios días hablando del novio español de la favorita de Eurovisión 2018 que se ha convertido en ganadora para muchos corazones europeos, y envidiada por hombres y mujeres al conquistar el “cuerpo” del Murciano.

Comparto una última reflexión como  ha dejado escrito La Vecina Rubia en sus redes sociales: “Besame hasta que España gane Eurovisión”.

DOCUMENTOS ADJUNTOS