viernes, 20 de julio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Estoy muy ilusionado por darle una vuelta de tuerca a la selección

Luis Enrique, entrenador de la selección española de fútbol

Sociedad

La Policía Local de La Solana salva la vida a un hombre gracias al desfibrilador

Imprimir noticia

La Policía Local de La Solana salvó la vida a un hombre gracias al desfibrilador cardiaco y a la rápida actuación de los agentes. Los hechos ocurrieron este sábado por la mañana, a eso de las 11,30, cuando un ciudadano llamó a Jefatura comunicando que una persona se encontraba desvanecida en el interior de un vehículo en el Camino de Santa Inés.

La patrulla de servicio se trasladó inmediatamente hasta el lugar y comprobó que el hombre se encontraba inconsciente. Los agentes lo sacaron inmediatamente del coche y lo tendieron en el suelo para practicarle maniobras de RCP (Reanimación Cardio Pulmonar) al comprobar que no respiraba. Ante la falta de pulso decidieron utilizar el desfibrilador semiautomático de dotación (DESA), forzando una descarga. Mantuvieron los trabajos de reanimación hasta la llegada de la ambulancia SVB con base en el Centro de Salud, que se hizo cargo de la situación.

El enfermo resultó ser un vecino de La Solana, de 65 años, que fue trasladado en ambulancia al hospital de Manzanares y posteriormente ingresado en la UCI del hospital de Ciudad Real.

Colaboración ciudadana

La Policía Local quiere felicitar y agradecer la colaboración del ciudadano que avisó a la Policía Local al observar la situación irregular del vehículo y su decidida colaboración con los agentes en todo momento. Fuentes policiales hacen constar la importancia de tener los medios, en este caso un desfibrilador, y la formación necesaria para actuar con posibilidades de éxito en situaciones así. También el hecho de contar con una ambulancia SVB (Servicio Vital Básico) acuartelada en el Centro de Salud para atender con rapidez eventualidades de esta naturaleza.

Todas esas circunstancias, y probablemente una dosis de fortuna al concatenarse varias coincidencias, pudieron rescatar a este hombre de lo que parecía una muerte segura.