jueves, 21 de junio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Hemos alargado la vida de animales, nada indica que no se podrá hacer en humanos

Juan Carlos Izpisua, bioquímico

Sociedad

Veinte mujeres de Argamasilla de Alba se forman en el Curso de Turismo Rural para Emprendedoras

Imprimir noticia

Desde el martes 13 de marzo y hasta el 9 de abril, en el Centro Social Polivalente de Argamasilla de Alba, la Federación de Asociaciones de Mujeres del Mundo Rural (FADEMUR) de Castilla-La Mancha está impartiendo el curso Turismo Rural para Emprendedoras, organizado por el Centro de la Mujer de la localidad, en el que participan más de veinte mujeres de todas las edades y procedentes de distintos sectores profesionales.

La teniente de alcalde, Noelia Serrano, presente en la inauguración, animó a las asistentes a aprovechar la experiencia de María Luz Fresneda, responsable de impartir la formación, para desarrollar y poner en marcha iniciativas laborales tanto de forma individual como colectiva, en la búsqueda de un turismo que se quede unos días en Argamasilla. "Poco a poco estamos consiguiendo atraer a mayor número de turistas y que estos se vayan cada vez más satisfechos", señalaba Serrano, indicando que ahora es el momento de empezar a trabajar para conseguir que ese turista de parada obligatoria en Argamasilla de Alba, pero solo de paso, se quede generando riqueza, y para eso es necesaria la iniciativa privada que ofrezca servicios, y se beneficie del progresivo aumento de los turistas, 14.280 en el año 2017, un 55 % más desde 2015.

Fresneda se ha mostrado muy contenta por la aceptación del curso, "creo que encaja perfectamente en Argamasilla de Alba para potenciar y explotar este sector, generando alternativas creativas e intentando captar al turista para que pernocte y consuma en el pueblo y no sólo de paso. Además trataremos de orientar a las participantes para que pongan en marcha iniciativas que puedan generar su propio empleo", apuntó.

Con esta acción formativa, de 60 h., y como objetivos generales, se busca favorecer la consecución de la inclusión social, la reducción de la pobreza y el desarrollo económico en las zonas rurales; así como promover la diversificación, creación y desarrollo de pequeñas empresas; y a través de todos ellos, la puesta en marcha de negocios de turismo rural  que favorezcan el desarrollo económico en las zonas rurales, la creación de empleo estable, fijar población y mejorar el bienestar social de la población.

Entre los objetivos específicos, destaca Fresneda, se encuentran dotar a las áreas rurales de una población activa y capacitada, sobre todo implicando a las mujeres y jóvenes, de manera que se posibilite una mejora sustancial en la calidad de vida de los habitantes del medio; promover actividades económicas vinculadas al turismo rural, un sector que se ha mantenido estable durante estos últimos años; adquirir conceptos fundamentales sobre turismo y turismo rural, y la utilización de los recursos naturales, paisajísticos, culturales y medioambientales,