sábado, 24 de febrero

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

Respuesta del Consorcio RSU a las afirmaciones del portavoz de la oposición en la Diputación Provincial

Recuerda el presidente del RSU de Ciudad Real al portavoz socialista en la Diputación que "la entidad estaba en una situación tremendamente crítica que solo se ha podido subsanar gracias a la subvención recibida de la actual Diputación Provincial".

Imprimir noticia

El presidente del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de Ciudad  Real, Carlos Villajos, sale al paso de las recientes declaraciones del portavoz de la oposición en la Diputación, el socialista José Manuel Bolaños, donde citan al Consorcio.

Carlos Villajos deja claro que “lo cierto es que sin entran a valorar si nos parece bien o mal, o más o menos efectivo, la realidad es que la Ley 7/2022 crea un nuevo impuesto sobre el depósito de residuos en vertedero. Es un impuesto que ha creado el Gobierno Central como medida para el fomento del reciclado, la educación ambiental y desincentivar el depósito de residuos en vertedero. Además la recaudación del impuesto se asignará a las Comunidades autónomas, en este caso la Junta de Comunidades”.

Para el presidente del RSU de Ciudad Real, “podemos estar más o menos de acuerdo pero es la propia Ley la que establece que son sustitutos de los contribuyentes los operadores de los vertederos, y que los sustitutos deberán recaudar el impuesto, realizar las liquidaciones a la administración tributaria correspondiente y repercutir el importe del impuesto al contribuyente, que estará obligado a soportarlo”.

Otra realidad, para Villajos, es que “desde Residuos Sólidos Urbanos de Castilla-La Mancha (RSUSA) no se informó de la entrada en vigor de este nuevo impuesto el 1 de enero de 2023, y, que en agosto RSUSA tuvo que hacer frente a las primeras liquidaciones, generando una previsión de resultado contable negativo de 3.200.000 millones de euros y dejando a la entidad en una situación tremendamente crítica que solo se ha podido subsanar gracias a la subvención recibida de la Diputación Provincial de Ciudad Real para gasto corriente”.

Desde RSUSA ya se ha informado a los Ayuntamientos de esta situación, “y de que en cumplimiento de la Ley 7/2022 este nuevo impuesto debe recaer sobre el contribuyente como medida de concienciación y para desincentivar el depósito de residuos en vertedero como está ocurriendo en la inmensa totalidad de los operadores de residuos de toda España”, termina diciendo el presidente del Consorcio.