domingo, 19 de mayo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Política

Sémper al PSOE: "Es un pago político a los independentistas que traerá uno añadido a la investidura de Sánchez"

El vicesecretario de Cultura y Sociedad Abierta del Partido Popular anuncia el voto negativo del PP y pide que "no se manosee tanto a las lenguas que se hablan en España". "El futuro de las lenguas no depende de que lo haga este Congreso. Lo que están haciendo hoy es atentar contra lo común", añade.

Imprimir noticia

Lamenta que la reforma del Reglamento del Congreso realizada “es inaceptable”, dista mucho de ser una “anécdota” y apunta que este debate debería ser tratado con “respeto y profundidad”. “Se está forzando en plazos irrespetuosos hacia el Parlamento; usa nuestro patrimonio lingüístico como moneda de cambio político; y está en conflicto con el sentido común político”, añade.

“Y todo porque así se impuso en una negociación del PSOE con los grupos independentistas para alcanzar el control de la Mesa; y sirva como complemento hacia una investidura”, recalca. 

“Quienes aspiran a la división utilizan también esta Cámara para despreciar lo común, en este caso el castellano, el español. Utilizan las necesidades aritméticas de Pedro Sánchez para crear más confusión, como si este Congreso ya tuviera poca”, critica.

Censura que “los mismos que se empeñan en impedir escolarizar a los niños en castellano, su lengua materna, vengan aquí a rasgarse las vestiduras”. “No quieran tanto a las lenguas, quiéranlas bien, no las utilicen ni manoseen políticamente y no excluyan a quienes no las hablan, porque en España hay lugares donde quienes no hablan las lenguas cooficiales son excluidos”, subraya. 

“No estamos convocados hoy aquí para favorecer ninguna lengua, ni para promocionar su uso, ni para resolver un problema lingüístico. Si así fuera, allí donde gobiernan los independentistas se respetaría la pluralidad lingüística, se promovería la diversidad”, apunta. 

“¿No es obvio que quienes menos creen en la amistad entre españoles quieren transformar la sede de la soberanía nacional en una institución en la que ni siquiera nos una la lengua común?”, se pregunta. 

“Vivimos tiempos en los que quienes desprecian lo común tienen un protagonismo e influencias crecientes; a hechos consumados se impone la normalidad de la división. La desigualdad y los privilegios políticos son ahora progreso y ya no merecen la censura pública de hace muy poco tiempo; ahora exaltar la división y la diferencia, es progresista”, argumenta.

Manifiesta que “el futuro del euskera, del catalán, del valenciano o del gallego, no depende de lo que se haga en esta Cámara sino de que los ciudadanos quieran hablarlas en libertad y los poderes públicos las promocionen con sensatez y respetando la libertad de los españoles”. 

Pone en valor la labor de recuperación y promoción de sus lenguas realizada por España en su periodo constitucional. “Ninguna nación europea ha desarrollado en el tiempo histórico contemporáneo una labor igual. ¿Por qué resulta tan complicado que esto se reconozca?”, se pregunta.

Apunta que España tiene la suerte de ser “una comunidad política, una Nación, que comparte una lengua común y que mantiene vivas una variedad de lenguas habladas y maternas”. “Disfrutamos por tanto de un patrimonio diverso, y a la vez común, porque el gallego, el valenciano, el euskera o el catalán son también lenguas españolas”, añade.

Resalta que él mismo en su casa convive con el euskera que hablan sus hijos al igual que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, que se expresa en dos lenguas con naturalidad, español y gallego.