lunes, 17 de junio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

El tiempo fresco no frenó el Ofrecimiento a la patrona de La Solana: 33.145 euros

Imprimir noticia

Cuando comenzó a llover eran las 6 de la tarde y se anunció que la puja se detenía. El cielo mandaba y mucha gente se refugió bajos los soportales de la Plaza Mayor, pero no abandonó del todo a su patrona. Finalmente, la popular subasta se reanudó y el tiempo desapacible no fue obstáculo para que el tradicional Ofrecimiento a la Virgen de Peñarroya continuara y acabara siendo otro éxito de recaudación.

Sin llegar a los 40.053 euros del año pasado –récord histórico-, la puja finalizó se cerró en 33.145 euros, la segunda más alta de su ancestral historia. Una cantidad que, quién sabe, podría haber sido mayor de no haber mediado un clima tan fresco, que siempre detrae público. En cualquier caso, la satisfacción de la cofradía organizadora es total, precisamente por haber superado con creces la barrera de los 30.000 euros, cosa que solo había sucedido en 2006, sin contar el año pasado.

La Virgen de Peñarroya salió al pórtico norte al término de la misa de mediodía. La alcaldesa, Luisa Márquez, fue la primera en ofrecer, de acuerdo con la costumbre. Después, el grupo de coros y danzas de la Asociación 'Amigos de la Música' del Centro de Mayores dedicó bailó varias piezas, y a continuación la Banda Municipal interpretó su no menos típico concierto de pasodobles.

En declaraciones a Radio Horizonte, Rosa Sánchez, presidenta de la cofradía mariana, daba las gracias al pueblo por su apoyo. “La gente se ha volcado con su patrona y conforme estaba el tiempo no esperábamos llegar a esta recaudación". La popular puja finalizó pocos minutos antes de las 12 de la noche, y entre los objetos de más valor destacó una instalación de placas solares por la que se pagaron 1.700 euros.

El dinero recogido será de gran ayuda para la hermandad. Rosa Sánchez ya advirtió hace unos días que necesitan el dinero para sacar adelante los proyectos pendientes, que en este momento son varios de calado, entre ellos la carroza, la cochera y el templete. Son mejoras costosas que se sufragan gracias a inyecciones como el Ofrecimiento, sin duda la mayor de todo el año.

La presidenta aprovechó para valorar el buen resultado general de la Semana de Exaltación previa al Domingo del Ofrecimiento. Destacó la gran participación en todos los actos programados, especialmente en la caravana blanca del lunes, la salida callejera de la Virgen el martes o la ofrenda floral del viernes, por citar algunas de las más llamativas.

Aún esta semana se celebrará la novena en la parroquia de Santa Catalina y el próximo domingo la procesión de final de novenario, donde volveremos a ver bailar las vistosas banderas junto a la patrona de La Solana.