domingo, 19 de mayo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Síguenos en YouTube
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Sociedad

El Consejo de Gobierno da el visto bueno a la inversión de 60 millones de euros en ayudas a los agricultores profesionales para afrontar la sequía

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha explicado, sobre la línea de ayuda para la agricultura de secano dotada con 44,4 millones de euros, que "ya estamos trabajando con el sector para que sea una ayuda efectiva y que se pueda pagar cuanto antes".

Imprimir noticia

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado este martes el visto bueno a dos líneas de ayuda para que el sector agrícola y ganadero pueda “paliar los efectos de la sequía”, según ha informado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

Se trata de las líneas acordadas en el ‘Plan Sequía’ y van a suponer una inversión de cerca de 60 millones de euros. En primer lugar, una ayuda para los agricultores de secano, dotada con 44,4 millones de euros, que se pueden pedir ya, y hasta el 30 de junio, marcando en la solicitud única de la PAC la casilla ‘sequía’.

De esta línea, 10,8 millones de euros se van a destinar a zonas de montaña, mientras que el resto, 33,6 millones, serán para el resto de la agricultura de secano de la región. En las zonas de montaña, la ayuda será de 105 euros por hectárea, mientras que en el resto de zonas de agricultura de secano será de 100 euros por hectárea. En ambos casos se contempla degresividad y el máximo que se podrá percibir será hasta 4.200 euros por explotación en zonas de montaña y 4.000 euros en el resto.

Según ha apuntado Martínez Arroyo, “es una ayuda muy importante y Castilla-La Mancha ha sido la única región en poner ayudas reales encima de la mesa”. Precisamente por su importancia, “ya estamos trabajando con el sector para que sea una ayuda efectiva y que se pueda pagar cuanto antes”.

La segunda línea comprometida en el ‘Plan Sequía’ está dirigida a los cultivos leñosos y se asemejará, en su puesta en marcha, a la ayuda que se ejecutó en el olivar por ‘Filomena’. Otra ayuda “única” que ahora se va a copiar. “Es necesario esperar para conocer con precisión los daños”, ha indicado el consejero, aunque se espera que esté convocada “antes del verano” con 15 millones de euros de presupuesto.

Estas ayudas están destinadas a los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha, “a los profesionales del modelo de la agricultura familiar, que es el modelo que venimos defendiendo desde el primer día en esta legislatura y que representa el mejor de los valores que tiene el medio rural de Castilla-La Mancha”. “Ese es nuestro sector agrario y el que merece la pena preservar”, ha declarado Martínez Arroyo.

Además, a causa de la sequía se han flexibilizado los requisitos del primer pilar de la PAC, tal como se informaba hace unos días. "Los ganaderos y los agricultores ya conocen todo lo que pueden no cumplir y al mismo tiempo cobrar las ayudas de la PAC”, ha asegurado el consejero. Mañana, ha recordado, “se publicará en el Diario Oficial una Orden que exime del cumplimiento de determinados requisitos en todas las ayudas del Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha”. “Lo que hemos hecho es que se pueda llevar a cabo la incorporación de jóvenes, un plan de mejora de explotaciones o recibir una ayuda agroambiental sin ningún tipo de problema” aunque no se cumpla algún requisito de las bases de dichas convocatorias, algo que se ha realizado “con el apoyo del sector”, ha especificado.

Ayudas a la ganadería

El Consejo de Gobierno también ha aprobado un decreto de ayudas por importe de cinco millones de euros, ampliable en función de las necesidades, dirigido a la reposición de ovejas en las explotaciones de la región afectadas por la viruela ovina. Contemplan hasta 250 euros por animal que se suman a los seis millones que ya se han pagado en ayudas por sacrificio, con un límite de 800.000 euros por explotación.

En este momento, ha indicado el consejero, la enfermedad “se está controlando” en toda la región, “para lo que se han contratado veterinarios de manera extraordinaria que limitan los movimientos del ganado”. El consejero ha reivindicado, además, el papel de los ganaderos en esta tarea, con quienes “estamos trabajando desde el Gobierno regional” con el objetivo de que la enfermedad afecte lo menos posible a la ganadería, que es un sector “extraordinariamente competitivo e importante” para Castilla-La Mancha.

Martínez Arroyo ha recordado el “momento extraordinariamente dulce” del sector, gracias a que los ganaderos están recibiendo los precios “más altos de la historia, con la mayor rentabilidad” que ha habido y con un producto, el queso manchego, “que sigue siendo muy demandado”, hasta el punto de que el producto puesto en el mercado no es suficiente para cubrir la demanda de los consumidores de todo el mundo.

D.O.P. Nueces de Nerpio

Asimismo, ha recordado por último que ayer se logró el reconocimiento para la D.O.P. Nueces de Nerpio por parte de la Comisión Europea. “Es una nueva Denominación de Origen Protegida supraautonómica”, ha explicado Martínez Arroyo, “la tercera que tenemos compartida con la Región de Murcia, después del Arroz de Calasparra y del Vino de Jumilla”. En este caso, producirán Nueces de Nerpio cuatro municipios de la Sierra del Segura: Nerpio, Yeste y Letur, de la provincia de Albacete; y Moratalla, en la Región de Murcia.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha valorado este reconocimiento. “Esta nueva Denominación de Origen o la recientemente aprobada IGP Cebolla de La Mancha ayudan a nuestros agricultores y ganaderos familiares a seguir adelante y a ser más rentables”, por la promoción y el alcance vinculado a la calidad.

Martínez Arroyo ha destacado que se trata de “copiar un modelo de tanto éxito” como el del Queso Manchego, “que tenemos que preservar con uñas y dientes” porque es “probablemente la mejor tarjeta de presentación que tenemos en Castilla-La Mancha”.