Sociedad

13/10/2021

García-Page reivindica en Bruselas una figura de protección de la artesanía que evite el "caos" en el libre comercio y ampare los empleos del sector

La agenda del presidente regional se ha iniciado esta mañana en Bruselas con la entrega de la posición común de las comunidades autónomas y ciudades españolas sobre la protección de las indicaciones geográficas industriales y artesanales en el Comité Europeo de las Regiones al presidente de dicho Comité,​Apostolos Tzitzikostas.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido hoy en Bruselas la necesidad de una figura de protección europea a las indicaciones geográficas industriales y artesanales que evite el "caos" en el libre comercio que puede darse ante la falta de una "mínima" seguridad. "Hay que distinguir lo auténtico de lo falso", ha exigido.

Así lo ha señalado durante el debate del dictamen sobre esta protección, donde ha intervenido para mostrar su apoyo a las recomendaciones del posicionamiento del Comité Europeo de las Regiones, elaborado y presentado por la ponente francesa Martine Pinville, y relativo a la necesidad de que la normativa europea recoja aspectos como el registro del producto en dos etapas, primero nacional y luego europeo.

Este informe señala también la necesidad de emplear un logotipo europeo obligatorio que permita a los consumidores identificar los productos protegidos y garantizar los bajos costes administrativos en el procedimiento de solicitud y registro, con el objetivo de que no perjudiquen al artesano, ni al productor o industrial.

García-Page, que ha comenzado su intervención agradeciendo el apoyo unánime de las comunidades autónomas y ciudades de España a la Declaración Conjunta impulsada por Castilla-La Mancha, se ha referido a la "experiencia de la protección agroalimentaria" que ya existe con productos "que hoy nadie discutiría" como el queso o el vino. Así, ha señalado que se trata de un "instrumento eficaz" y necesario en el contexto actual de globalización y libre comercio. "Hay que vincular lo auténtico con el método y las tradiciones con las que se elabora", ha subrayado.

Asimismo, ha enumerado los sectores afectado en la región y que requieren de esta protección como la cuchillería de Albacete y Santa Cruz de Mudela; la cerámica de Talavera y Puente del Arzobispo; la espada y el damasquinado toledano; los encajes de Almagro; el mimbre de Cuenca, en Priego; o el oficio de Lagartera. "En Castilla-La Mancha, el método y la tradición artesana e industrial que hay detrás requiere protección, porque son miles de empleos y de familias en España y en toda la Unión Europea", ha apostillado.

La agenda del presidente regional se ha iniciado esta mañana en Bruselas con la entrega de la posición común de las comunidades autónomas y ciudades españolas sobre la protección de las indicaciones geográficas industriales y artesanales en el Comité Europeo de las Regiones al presidente de dicho Comité,​Apostolos Tzitzikostas.

©2021 Ciudad Real Digital | www.ciudadrealdigital.es