domingo, 29 de marzo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Haciendo las américas

Blanca Navidad

por Lola Romero (Houston)

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir artículo

Ya sabéis que en Houston la Navidad no es precisamente blanca por la nieve, pero este año está haciendo bastante frío (del de abrigo de verdad), así que tengo más sensación de invierno, y quizá por ello, más “espíritu” festivo al estilo de lo que he vivido siempre en España. Aunque esto de aquí tenga poco que ver…

Y es que van seis Navidades ya por las Américas y a pesar de ello no me canso de la inventiva, o el exceso, de las decoraciones, del esfuerzo porque parezca aún más Navidad. Cada casa de mi vecindario parece un escaparate, con tanto muñeco de nieve, arbolitos, mensajes de paz y amor, coronas de muérdago y, sobre todo, luces. Pero… ¡qué bonito!

También he perdido la cuenta (me pasa mucho, ya lo sé) de las veces que he tenido que explicar que en España, tradicionalmente, no recibimos la visita de Papá Noel, o Santa Claus, como dicen por aquí. “¿Y entonces que hacéis en Navidad?”, me suelen preguntar. “Pues dependiendo del lugar del que seas, cenar con la familia, o con los amigos…”, respondo yo, y noto su sorpresa cuando cuento que para nosotros Navidad son las dos semanas que separan el 24 de diciembre del 7 de enero, no sólo Nochebuena, y que los regalos nos los traen los Reyes Magos, los “Hombres Sabios”, como traducen en inglés (y como la Biblia en inglés habla de sus majestades).

Además, les resulta curioso que la Nochevieja sea tan importante, y tan familiar, ya que aquí hay fiestas esa noche, pero realmente las familias no se “juntan” como en Nochebuena y Navidad. Y no hablemos ya de las uvas. Qué difícil explicar que todos, absolutamente todos los españoles (bueno, digo yo) entramos en el nuevo año comiendo doce uvas. Todos, “enormes, bajitos..... hacemos, por una vez, algo a la vez”, como decía la canción de Mecano.

Y, para seguir con el hilo del principio, lo de que en España haga frío y tengamos la posibilidad de vivir una “blanca Navidad”, como dicen casi todos los villancicos americanos, a priori también les hace gracia. “Ojalá aquí la tuviéramos así”, decía una compañera hace poco, y recordaba lo bonito que se veía todo hace un par de años cuando nevó ligeramente en estas mismas fechas. Pero no es lo normal que la gente quiera frío, no creáis. Aquí normalmente presumen de las veces que han celebrado el día de Navidad en pantalón corto…

No sé si ésta será una blanca navidad de frío y nieve en España, pero desde luego será blanca de luminosa y feliz por estar de vuelta. En casa. Y por las caras de alegría de los que nos esperaban, felices porque ya hemos llegado…

¡Feliz Navidad!

 

Foto: No, no ha nevado en Cuenca, aunque en la foto lo parezca... Pero se ve la cara de “ya es Navidad” de mi hijo.