viernes, 16 de noviembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

El único riesgo cuando hablas en público es tu propio miedo a hacer el ridículo

Blanca Portillo, actriz

Haciendo las américas

Los primeros

por Lola Romero (Houston)

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir artículo

Esta semana me he reído mucho con las respuestas a un hilo de Twitter sobre por qué los españoles, a pesar de que no somos los que tenemos hábitos más saludables del mundo, superaremos pronto en esperanza de vida a la mayoría de países avanzados.

En realidad no es que tenga mucho que ver este tema con Estados Unidos, ya que además, el hilo de Twitter empezó por un artículo del “The Times” británico que se titula algo así como “Beben y fuman, ¿por qué los españoles viven tanto?”, pero algunas de las respuestas me recordaron a comentarios que he oído aquí a lo largo de los años.

Y es que aunque pase el tiempo, hay cosas que no dejan de sorprendernos, de resultarnos totalmente extrañas y, por supuesto, difíciles de comprender. Como la moqueta en el baño, que dijo uno de los que respondieron al hilo. Debe ser algo anglosajón, porque aquí también he visto alguna casa con moqueta en el baño. Y en el garaje.

Precisamente, repasando lo que dice sobre España el artículo que nos compara con Reino Unido y leyendo el estudio en el que se basa, bastante serio y completo, del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de Estados Unidos, creo que las conclusiones se pueden extrapolar perfectamente a lo que ocurriría si la comparación fuera con los norteamericanos. Ciñéndonos a los datos, el estudio sitúa a España a la cabeza de la esperanza de vida para el año 2040, con una media de 85,8 años. Estados Unidos, a pesar de ser mucho más rico y supuestamente tener más medios, ocupa el puesto 64, con 79,8 años de esperanza de vida media. ¿Por qué este contraste?

Yo diría que hay algunos hábitos y costumbres que marcan la diferencia (o que ayudan mucho). Por ejemplo, la vida activa. Y no me refiero a que vayamos mucho al gimnasio en España. No, no destacamos por eso: sencillamente caminamos más, damos paseos, y en la medida de lo posible vamos andando a los sitios. Y eso es algo que aquí en Texas no es nada fácil. De entrada, casi no hay ni aceras, como ya he contado alguna vez, y básicamente todo está pensado para moverse en coche.

Luego, claro, está la dieta mediterránea. Las verduras, las frutas, el aceite de oliva y la comida no procesada. Cocinamos, o lo intentamos, resumiría yo. No llamamos comida a un sándwich de mantequilla de cacahuete, y no freímos ni pasamos todo por mantequilla, o aderezamos cualquier cosa con salsa barbacoa, mayonesa y kétchup.

En el artículo también hablan de que en España se trabajan más horas, pero se toman más descansos. Parece que esto genera menos estrés que no levantar la cabeza del ordenador durante varias horas, aunque esto creo que sí es más específico de Reino Unido, pues (al menos aquí, en Texas) se trabajan menos horas que en España y un poco más intensamente, pero el ambiente suele ser más desenfadado y se entiende que uno tiene vida privada, familia, hijos, etc., por lo que se permite y se acepta sin mayor problema que uno tenga que ir al médico, o tenga que trabajar desde casa, o que pueda “escaparse” antes de vez en cuando para ir a ver el partido de baloncesto o de fútbol (americano).

Resumiendo un poco más el artículo, resulta que los españoles usamos un lenguaje más positivo y tenemos más palabras “alegres”, tenemos más y mejor sexo y, además, tenemos las “tapas”. En el hilo de Twitter se añadieron unas cuantas ideas, como que la sanidad española es de las mejores y además es “gratis” (nótense las comillas), cosa totalmente cierta en comparación también con la americana. Y un poco más jocosamente, alguien comentó que los españoles no llevamos chanclas con calcetines, lo que me hizo reír porque cada vez que lo veo aquí me entran los siete males. Será también una costumbre anglosajona. Como lo de la moqueta…

En fin, que nada nuevo bajo el sol. “España es la mejor”, que dice mi hijo de cinco años canturreando por Manolo Escobar. Espero que para cuando tengamos que preocuparnos por la esperanza de vida, estemos ya de vuelta en el primer país del mundo.

 

Foto: La foto es la que ilustra el artículo de “The Times” (www.thetimes.co.uk). Es de Getty Images y me ha gustado por su luz.