jueves, 21 de junio

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Hemos alargado la vida de animales, nada indica que no se podrá hacer en humanos

Juan Carlos Izpisua, bioquímico

Haciendo las américas

Idea del tiempo

por Lola Romero (Houston)

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir artículo

Primero de todo, ¡Feliz año!

Estos días que hemos pasado en España he ido anotando mentalmente temas y cosas curiosas para analizar y comparar en este espacio cuando volviera a Houston. Sin embargo, se han quedado sólo en “mentales” y ahora que tengo que ponerme a escribir, una vez más sentada en el avión de vuelta, se me escurren las ideas y no soy capaz de recordar lo que pensé. No se si será el constipado que me he traído de recuerdo…

Al menos este año volvemos acompañados por mis padres, así que supongo que la vuelta a la rutina no será tan radical. Y de paso, ahora que lo pienso, sus ojos “frescos” seguro que me dan nuevas ideas para escribir, si es que no consigo recordar lo que pasó por mi cabeza en nuestras Navidades en España.

Lo que no se me olvida de estos días es esa sensación que he tenido acerca del paso de tiempo y cómo lo percibimos. Y es que ha hecho ya 4 años que aterrizamos por primera vez en Houston, una eternidad o un segundo, según cómo se mire. Y según el día que me pregunten, claro.

¡Y cómo cambian las cosas o sigue la vida a uno y otro lado del Atlántico! Nos vamos en enero haciendo planes para junio, cuando volvamos a la boda de una de mis primas-hermanas (el guión lo pongo para enfatizar la relación de parentesco), y para entonces una de mis mejores amigas tendrá ya a su esperado bebé entre los brazos. En Houston, no sé qué nos depararán estos meses porque de momento no tenemos nada planeado, pero seguro que cuando volvamos, unos y otros tendremos mil historias que contar: daremos la bienvenida a los que llegan, diremos adiós a los que se han marchado y seguiremos viendo cómo corren los días y, quizá, seamos un poco más conscientes de que hay que aprovecharlos al máximo.

Hoy lo dejo aquí. Perdonadme la brevedad y la filosofía de andar por casa. Supongo que será el dichoso resfriado el que me empaña un poco los ojos al pensar en el tiempo que falta para volver…

 

Foto: Alguien de mi familia sacó esta foto en una de las sobremesas navideñas de mi familia. Me encantan las caras de felicidad de mis sobrinos y mi hijo. ¡Qué pena que el tiempo, a veces, pase tan rápido!