martes, 21 de mayo

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La vida actual no invita a pensar

Peter Sloterdijk, filósofo

Estreno en Royal City

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir crítica

70 binladens ()

Director: Koldo Serra

Intérpretes: Emma Suárez, Nathalie Poza, Hugo Silva, Bárbara Goenaga, Daniel Pérez Prada

Sinopsis: Raquel (Emma Suárez) es una mujer con una complicada situación personal que le lleva a necesitar conseguir con urgencia, en 24 horas, 35.000 euros, conocidos coloquialmente como 70 binladens. Su última esperanza es un préstamo bancario. La irrupción de dos atracadores (Nathalie Poza y Hugo Silva) cuando está a punto de cerrar la transacción complica aún más su situación, pero Raquel sabe que no tiene otra opción que salir de allí con el dinero, al precio que sea.

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 3 estrellas

-El cuarto estreno que veo procedente del fin de semana es una producción española que, sin ser nada del otro mundo, se convierte en el mejor autóctono en lo que llevamos de primer cuarto de 2019. Se trata de 70 BINLADENS (70 BINLADENS):

Koldo Serra es un cineasta español, vasco, que con tan solo 3 películas dirigidas contando la que aquí me ocupa (BOSQUE DE SOMBRAS, definida por algún colega –Jordi Costa dixit- como un PERROS DE PAJA de pana, y GERNIKA son las dos anteriores) ha demostrado suficiente pericia y profesionalidad.

Se nota para bien su formación en el cómic y en el diseño, pues su planificación parece propia de una curtida novela gráfica. 70 BINLADENS es una buena prueba de ello, con la que demuestra destreza en algún concreto plano secuencia.

Para llegar arriba, tal vez a su cine le falte verdadero calado dramático y una mayor precisión en las escenas de exteriores o corales.

Pero, sin duda, y esta historia se presta a ello, sabe mantener, dosificar la tensión y aquí además demuestra manejarse muy bien en espacios cerrados, resultando dinámico y no plomizo. Por extensión, no deja de ofrecer mediante ese microcosmos una visión de esta España de primer cuarto de siglo dominada por la corrupción, la estafa y la picaresca. Al respecto, presten atención a las salidas de algunos de sus personajes. O lo que es lo mismo, los derivados, el subtexto.

En cualquier caso, lo mejor de la función es el “tête a tête” interpretativo que mantienen dos actrices que, a las alturas de sus carreras, poco tienen más que demostrar, Emma Suárez y Nathalie Poza. Sorprende, por inusual, el “look capilar” moreno de la primera. Más desmadrada la segunda, pero igualmente efectiva.

Ambas se desenvuelven por una trama que algunos suelen denominar tramposa, y otros, mientras las cartas no las notemos excesivamente marcadas, optamos por definir como con giros. Es decir, expresándome aun más en plata, es posible que en algún momento el volantazo de su argumento les coja con las marchas cambiadas.

Respecto a su peculiar título, como bien se encargan de aclararnos al inicio mediante un letrero explicativo, alude al argot callejero con el que son conocidos los billetes de 500 euros, tan difíciles de localizar como en su momento lo fuera –para bien de la Humanidad eso dejó de ser así al cabo de un tiempo- el terrorista islamista Bin Laden.

No me ha apasionado ni tan siquiera encantado, pero es una aproximación al género policíaco o negro con reminiscencias sociales (tal como suele ser consustancial al género) francamente respetable.

José Luis Vázquez