viernes, 19 de octubre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Ya no hay tiempo para lo superfluo

Martin Scorsese, director de cine, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2018

Estreno en Royal City

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Imprimir crítica

Un pequeño favor ()

Director: Paul Feig

Intérpretes: Blake Lively, Anna Kendrick, Henry Golding, Glenda Braganza, Dyanne Ramsay, Zach Smadu, Eric Johnson, Sarah Baker, Kelly McCormack, Cyndy Day, Gia Sandhu, Kerry-Lee Finkle, Joshua Satine, Lucas Kalechstein, Patti Harrison

Sinopsis: Stephanie (Anna Kendrick) es una joven madre bloguera de una ciudad pequeña cuya mejor amiga, la sofisticada Emily (Blake Lively), desaparece un día repentinamente. A Stephanie le ayudará en su búsqueda el marido de Emily, Sean (Henry Golding).

Crítica de José Luis Vázquez

Valoración: 4 estrellas

"Creo que la soledad mata a más gente que el cáncer" (Anna Kendrick)

 

Comenta Javier Ocaña de manera certera, concisa y precisa en su crítica titulada sagazmente EL GORRIÓN Y LA MEDUSA a propósito de este singular “thriller” de desapariciones –PERDIDA o PRISIONEROS, en otras tonalidades ha sido de lo mejor visto en los últimos años- algo que conviene traer a colación: “Película comercial con personalidad, recorrida de principio a fin por una chispeante energía, dotada de una vivacidad y un tono que conspiran para suministrar un placer constante a espectador sin subestimarlo”.

Pues creo sinceramente que en estas breves líneas el colega ha condensado o captado el espíritu de esta extravagante y negrilla comedia de eliminaciones en la que se enfrentan las personalidades y los físicos casi antitéticos de las más que –por diversos motivos- estimulantes Anna Kendrick (33 años) y Blake Lively (31… prácticamente coetáneas, aunque Kendrick con una más dilatada y contrastada experiencia profesional).

La primera, menuda, especializada hasta la fecha en comedias que en algunas ocasiones no la merecían (como QUE ESPERAR CUANDO ESTÁS ESPERANDO, MR. RIGHT, CAKE o MIKE Y DAVE BUSCAN ROLLO SERIO; en cambio las estupendas UP IN THE AIR o EL CONTABLE sí han estado a su altura, la trilogía DANDO LA NOTA se deja ver en do menor y también merecen estima 50/50, COLEGAS DE COPAS y OJALÁ ESTUVIERA AQUÍ), consigue uno de los mejores papeles de su ya extensa carrera, como esa vivaracha y solícita madre, el supuesto gorrioncillo de marras. Me encanta cómo evoluciona su personaje. La segunda, una señora imponente, elegante, ex modelo, hace aquí del sarcasmo y la perversidad todo un manual de estilo, recordándome en algunos instantes a la brillantísima Nicole Kidman de TODO POR UN SUEÑO. El contraste de vestuario entre ambos, que las define, es también un factor a tener en cuenta, todo un acierto.

Las dirige con mucho tino, ingenio y habilidad Paul Feig, responsable de la mejor propuesta cinematográfica contemplada por este crítico acerca de bodas o despedidas de solteros/as de los cientos de toneladas surgidas en el cine norteamericano de reciente cuño, la mayoría más bien olvidables o de saldo. Me refiero a la estupenda LA BODA DE MI MEJOR AMIGA (el mejor trabajo de su breve filmografía, todo un exitazo en taquilla, con casi 300 millones de dólares recaudados... Kirsten Wiig se salía), única vez que he podido soportar hasta la fecha a la siempre excesiva Melissa McCarthy. A propósito de este tipo de intérpretes como la anteriormente nombrada, debo confesar que cuando era crío me solían gustar muchos payasotes un tanto histriónicos como Bob Hope, Danny Kaye, Jerry Lewis, Gene Wilder u otros, aunque con los años se me fueron atragantando tipos como Jim Carrey –me encanta, eso sí, en sus dramas- o Chevy Chase, por poner los dos primeros ejemplos que se me vienen a la cabeza.

Para disfrutar más de su ágil dirección resulta obligado que participen del astracán, de la excentricidad, de la aparente falta de verosimilitud que propone, pues así seguramente podrán rebozarse mucho más en la historia.

No sé si es en su intención dar notificación de estos tiempos mediante la sátira luminosa que percibo, en la que hasta los asesinatos o los secuestros se acaban trivializando vía redes sociales –en plan dramático, ahí está la insólita y notable SEARCHING-, pues es una de las impresiones que se me quedan grabadas de esta obra singular, el de esa ama de casa que vende todo tipo de recetas a través de su canal web o blog mientras va dando cuenta de la crónica de sucesos en torno al esfume de su amiga.

Lo que sí rezuma en todo momento es ironía, guasa e indudable mala baba al desmontar hipocresías y comportamientos variados. Sin duda, supone todo un ibuprofeno contra ese tipo de melindres a los que suele adornar mucha miel, azúcar o espolvoreados de algodón. Aquí, desde luego, no hay concesión alguna al sentimentalismo, ni tan siquiera reivindicación alguna de la sexualidad. Hay, insisto, mala uvilla embadurnada en ropajes sofisticados y en una preciosa banda sonora, compuesta principalmente de sugerentes temas de la chanson más chic y sugerentemente francesa… una rara y atractiva mezcla de pop sesentero y rap noventero.

Juguetona.

José Luis Vázquez