martes, 21 de noviembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Entre libros, nadie puede sentirse solo

Frase publicitaria de La librería

Cultura

Carlos Guillén González, de San Fernando, tuvo las 'Querencias' del jurado

Imprimir noticia

“Una alegría inmensa por mi familia, por mis profesores de composición y por la gente que en mi tierra, Andalucía, apuesta por mí y a los que quiero mandar un gran abrazo”. Son las felices palabras de Carlos Guillén González, el joven ganador del I Certamen Nacional de Pasodobles ‘Villa de Argamasilla de Calatrava’, que desde su gaditana tierra natal de San Fernando, cautivó con su ‘Querencias’ al experto tribunal conformado para la ocasión.

En la noche del pasado sábado 11 de noviembre se dilucidaba la gran final de este exclusivo concurso organizado por la Agrupación Musical de Argamasilla de Calatrava y el patrocinio y colaboración del Ayuntamiento de la localidad, al que habían llegado en total cinco de las quince composiciones que, de todo el país, concurrieron al mismo de una manera totalmente discreta, sin conocerse el nombre de sus compositores ni sus lugares de procedencia.

Además del principal vencedor del evento, que ganó un suculento premio de 1.000 euros, el público recompensó por mayoría de sus votos a Carlos de la Fuente Lucas-Torres, de Campo de Criptana, por ‘X Aniversario’ recibiendo así 300 euros. Ambos, además, recogieron un diploma acreditativo, así como el puertollanero Fernando Fernández Calero que presentó ‘Tardes de embrujo’, el pasodoble que encandiló a los músicos de la formación rabanera.

Todo se desveló al final de un concierto en el que primero se interpretaron los hasta entonces pasodobles inéditos y a continuación otros más conocidos, mientras el jurado deliberaba y se contaban los votos del público y de los propios músicos rabaneros. Solo cuando se pronunciaron los nombres de los ganadores, éstos se levantaron jubilosos de entre las decenas de público asistente, conociendo, ya sí, sus respectivas identidades. Únicamente siguieron anónimos los autores de ‘Al tío más grande’ y ‘Alfonso Ortiz’.

Guillén González recibía el premio absoluto del certamen de manos de la concejala de Cultura, Estela Céspedes, quien ejerció de secretaria del tribunal decisor y del que formaban parte también el presidente de la Agrupación Musical de Argamasilla de Calatrava, Rafael Solana; el compositor y profesor del Conservatorio ‘Marcos Redondo’ de Ciudad Real, Antonio Fernández y, como presidente, el prestigioso compositor y director José Alberto Pina. Éste, además, hubo de suplir al director de la banda local en el concierto, José Manuel García, ausente porque apenas unas horas antes era padre.

Tras los ensayos previos en los que ya estuvo este profesional de renombre en la música para vientos y percusión a nivel nacional e internacional, ya anticipaba que iba a ser “una final muy emocionante”. De los cinco candidatos al título, Pina extractaba como “muy positivo” el hecho de que “encontramos pasodobles con muy diferentes estilos”, entre ellos, sin desvelar cuál, uno “con un lenguaje muy interesante, no es el que estamos acostumbrados a escuchar como pasodoble torero o clásico y por eso tenemos una noche de contrastes, muy interesante”.

Por su parte, Antonio Fernández, que realizó sus estudios musicales en Madrid en las especialidades de piano, composición y dirección de orquesta, explicaba también en los prolegómenos que “vamos a valorar un conjunto de cosas, no es solamente una cuestión estética, sino que una composición debe tener entidad formal, entidad armónica, debe tener una instrumentación adecuada y, en mi opinión, tiene que dar prestigio a la obra y al propio certamen. […] Se supone que la premiada va a tener un marchamo de calidad, dado que va a estar por todos los rincones de España tocándose”.

A posteriori, el ganador del certamen que suma 24 años, reconocía que a lo largo de la velada pudo comprobar “un nivel fantástico en esta final, con unos trabajos técnicamente bastante buenos y, tanto a mi favor como en mi contra, juega mi estilo personal que es poco común, pero sinceramente no me esperaba este premio que el jurado ha tenido a bien dármelo”.

Apasionado por su tierra hasta el punto de que por ella “muero”, Guillén es profesor superior de Clarinete y estudiante de composición en el Conservatorio Superior de Sevilla “con un gran maestro”, Francisco Martín Quintero, al cual y al resto de profesores agradece la formación que recibe.

Y feliz por la proliferación de este tipo de certámenes, instaba a valorar que para los componentes de la banda de la Agrupación Musical de Argamasilla de Calatrava, este concurso “repercute en su experiencia, es una formación increíble por lo que entraña enfrentarse a partituras complejas y diferentes”. Por eso, entre otras cosas, desea que esta “iniciativa fantástica” se consolide en el tiempo, dando su enhorabuena al colectivo musical promotor y al Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava”.

La celebración de este evento, como refería el presidente de la Agrupación Musical, Rafael Solana, recibía luz verde en la asamblea general de enero, en el marco de los actos a celebrar este año del trigésimo aniversario. El deseo, efectivamente, es que pueda mantenerse porque “es bueno para bandas pequeñas como la nuestra” y también “para que la gente disfrute”. Por eso, agradecía el papel que en materia cultural juega el Ayuntamiento “diaria, semanal y mensualmente” en Argamasilla de Calatrava, animando a que siga apostado por iniciativas tan interesantes como ésta de pasodobles.

Y Estela Céspedes, en nombre de la Corporación rabanera y toda la ciudadanía, felicitaba a la entidad por su larga trayectoria y particularmente “por este año tan intenso que llevamos de actividades de su trigésimo aniversario, su participación en todo y en la actividades que específicamente vienen desarrollando con motivo de esta efemérides y en particular en el colofón que ha sido este concurso”.

La concejala de Cultura se mostraba tremendamente satisfecha de la repercusión del concurso y de su “alta participación, lo cual nos encanta y yo les animo a seguir en esta línea de trabajo porque su participación en Argamasilla de Calatrava es muy importante”. No en vano, reconocía la munícipe, “contamos con la Agrupación Musical para todo tipo de actividades porque pone música a este pueblo”.

 

Comentarios (0)

Inserta un nuevo comentario

Utiliza el siguiente formulario para dejar tu comentario. Por favor, se respetuoso con el resto de usuarios. Todos los comentarios serán validados antes de aparecer publicados en esta web. 

[ciudadrealdigital.es no se responsabiliza de los comentarios dejados por los visitantes en esta web]

Enviar