domingo, 17 de diciembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Es el momento de dejar morir a lo viejo

Adam Driver en Star wars: Los últimos jedi

Sociedad

Celebración del Día de la Fiesta Nacional

Sus Majestades los Reyes, que estuvieron acompañados por sus hijas, Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Doña Sofía, presidieron el acto solemne de homenaje a la Bandera Nacional y el desfile militar que se celebró en la Plaza de Lima. Posteriormente, Sus Majestades los Reyes ofrecieron en el Palacio Real de Madrid la tradicional recepción conmemorativa del Día de la Fiesta Nacional

Imprimir noticia

La conmemoración de la Fiesta Nacional tiene como finalidad recordar solemnemente momentos de la historia colectiva que forman parte del patrimonio histórico, cultural y social común, asumido como tal por la gran mayoría de los ciudadanos. Según recoge la Ley 18/1987, de 7 de octubre, que establece el día de la Fiesta Nacional de España en el 12 de octubre, simboliza la efeméride histórica en la que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los Reinos de España en una misma Monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos.

Este año, la celebración tuvo un especial recuerdo para las víctimas en los atentados perpetrados en Barcelona y Cambrils, con presencia de los embajadores de países con ciudadanos extranjeros fallecidos (Argentina, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Alemania, Italia, Portugal, Reino Unido y Australia), así como de la familia de Ignacio Echeverría, el joven español fallecido en el atentado de Londres.

El desfile recordó además la ruta histórica del “Camino Español”, entre Milán y Bruselas, con uniformes de época de los Tercios. Participaron también 120 gendarmes franceses que se forman en lucha antiterrorista en el Colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil en la localidad madrileña de Valdemoro, además de la bandera de Líbano por primera vez, país donde hay participación española en misión de paz desde 2006 y cuyos soldados, tras tomar una posición al autodenominado Estado Islámico, ondearon una bandera española junto a la libanesa, en muestra de solidaridad tras los atentados de Barcelona y Cambrils.

Sus Majestades los Reyes, y sus hijas, Su Alteza Real la Princesa de Asturias y Su Alteza Real la Infanta Doña Sofía, que llegaron escoltados por el escuadrón de Escolta Real, fueron recibidos a su llegada a la Plaza de Lima por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. A continuación, fueron saludados por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre Martínez.

Un batallón de la Guardia Real se encargó de rendir honores. Seguidamente, Don Felipe pasó revista a las tropas. A su término, Sus Majestades los Reyes fueron saludados al pie de la Tribuna Real por las Altas Autoridades del Estado, miembros del Gobierno, el ministro de Defensa Nacional de la República Libanesa, presidentes de Comunidades Autónomas y autoridades de Defensa.

Tras un salto paracaidista portando la bandera de España, tres guardias reales, representantes de cada uno de los Ejércitos, un guardia civil y un policía nacional trasladaron la enseña, que fue izada a los acordes del Himno Nacional. Tuvo lugar a continuación el acto de homenaje a los que dieron su vida por España. La Unidad de Música de la Guardia Real fue la encargada de interpretar "La muerte no es el final", a cuyos compases se realizaron los movimientos de guiones y portacoronas. Los embajadores de Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Portugal y Reino Unido, en representación de sus nacionales fallecidos en los atentados de Barcelona, la madre de Ignacio Echeverría y los presidentes de la Asociación y de la Fundación de Víctimas de Terrorismo estuvieron presentes en la plataforma durante la ofrenda floral que realizó Su Majestad el Rey.

Concluido el toque de oración, el sobrevuelo de la Patrulla Acrobática "Águila" dibujando la enseña nacional y una descarga de fusilería por la Escuadrilla "Plus Ultra" de la Guardia Real, dio comienzo el desfile militar compuesto de unidades aéreas y terrestres, que contó con la participación de 3.900 militares y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, 85 vehículos y 77 aeronaves.

El desfile aéreo contó con 16 formaciones, compuestas por 1 F-18 del Ala 12, 2 F-5 del Ala 23 y 1 F-18 del Ala 12, como formación de mando; 6 AV-8B Harrier de la Flotilla de Aeronaves de la Armada; 4 Eurofighter EF-2000 del Ala 14; 6 F-18 del Ala 15 y del Ala 12; 4 Eurofighter EF-2000 del Ala 11; 1 C-130 Hércules del Ala 31 y 2 F-18 del Ala 46, de reabastecimiento en vuelo; 1 A400M del Ala 31, 1 C-130 Hércules del Ala 31 y 1 C-295 del Ala 35, de transporte aéreo estratégico y táctico; 1 A-310M del Grupo 45, 2 Falcon 900 del Grupo 45 y 1 Cessna Citation V, de acción del Estado desde el aire; 1 P-3 Orión del Ala 11, 2 CN-235 de vigilancia marítima del Ala 48 y del Ala 49, respectivamente; 1 CN-235 del Servicio Aéreo de la Guardia Civil; 4 Canadair del Grupo 43 de lucha contra incendios forestales; 2 Super Puma del Ala 48 y 2 Sikorsky S-76 del Ala 78 del Servicio Aéreo de Búsqueda y Salvamento; 3 EC-135, 3 Tigre, 3 NH-90 Caimán y 3 Chinook de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra; 2 Sikorsky Seahawk, 2 AB-212 y 4 Sikorsky Sea King de la Armada; 4 EC-135 de la Guardia Civil, y, finalmente, cerro el desfile aéreo 7 C-101 de la Patrulla Águila.

El desfile terrestre contó con unidades del Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Guardia Real. Comenzó con el Grupo de Mando con motos de la Guardia Real, el general jefe de la Brigada Paracaidista "Almogávares" VI, que mandó la fuerza, el Estado Mayor, una Unidad de Veteranos y una Unidad de Reservista Voluntarios. Continuó con la primera columna motorizada, en la que participaron varias patrullas con apoyos en operaciones en Irak, Afganistán, Mali, Líbano y en la operación Atalanta, un Escalón Motorizado de la Guardia Civil y una Unidad Motorizada del Cuerpo Nacional de Policía. La segunda columna motorizada contó con la Unidad Militar de Emergencias y la Unidad del Batallón de Intervención de Emergencias.

La primera agrupación a pie estuvo comandada por el director de la Escuela de Suboficiales de la Armada y formada por un Batallón de la Guardia Real; un Batallón de alumnos de la Armada; un Escuadrón de alumnos del Ejército de Aire; un Batallón de la Academia Central de la Defensa; un Batallón Mixto de alumnos la Guardia Civil; y un Batallón de alumnos del Ejército de Tierra. La segunda agrupación a pie, que comandaba el coronel jefe del Grupo de Seguridad de la Agrupación del Cuartel General del Ejército del Aire, estuvo formada por un Batallón de la Armada, un Escuadrón del Ejército del Aire, una Compañía de la Unidad Militar de Emergencias y una Compañía del Grupo Rural de Seguridad de la Guardia Civil. La tercera agrupación a pie, comandada por el coronel jefe del Regimiento de Infantería "Nápoles 4" de Paracaidistas, estuvo formada por un Batallón de la BRIPAC VI, un Batallón Mixto formado por la Brigada de Infantería Acorazada “Guadarrama XII”, una Batería del Mando de Artillería Antiaérea y una Compañía de RINF “Galicia 64”; y un Batallón del Regimiento “Inmemorial del Rey” nº 1. La cuarta agrupación a pie, comandada por el coronel jefe del Tercio "Gran Capitán " 1º de la Legión, estuvo compuesta por una Bandera del Tercio de la Legión nº 1 y el Grupo de Regulares "Melilla" nº 52. Cerró el desfile la Sección Hipomóvil de la Batería Real y un Escuadrón de Sables de la Guardia Civil.

Finalizados los actos, y tras ser despedidos por el presidente del Gobierno, la ministra de Defensa y el jefe de Estado Mayor de la Defensa, Sus Majestades los Reyes se trasladaron en caravana, escoltados por el Escuadrón de Escolta Real, al Palacio Real de Madrid, donde tuvo lugar la tradicional recepción con motivo del Día de la Fiesta Nacional.

En el Salón del Trono, Don Felipe y Doña Letizia recibieron el saludo de los asistentes, pertenecientes a los Poderes del Estado, Gobierno de la Nación, altos cargos extranjeros, presidentes de Comunidades Autónomas, expresidentes del Gobierno, Cuerpo Diplomático, Grupos Políticos, Congreso de los Diputados, Senado, Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Supremo, Consejo de Estado, Tribunal de Cuentas, Fiscalía General del Estado, y Defensora del Pueblo, así como del resto de los asistentes, procedentes de todas las esferas sociales de la vida pública nacional. Una vez finalizados los saludos comenzó la recepción, que se desarrolló en el área del Comedor de Gala y los Salones de Gasparini y Carlos III.

 

Comentarios (0)

Inserta un nuevo comentario

Utiliza el siguiente formulario para dejar tu comentario. Por favor, se respetuoso con el resto de usuarios. Todos los comentarios serán validados antes de aparecer publicados en esta web. 

[ciudadrealdigital.es no se responsabiliza de los comentarios dejados por los visitantes en esta web]

Enviar