viernes, 18 de agosto

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

La madurez empieza a ser belleza

Vanesa Lorenzo, modelo

Cultura

Tradición y mucha emoción en la Fiesta del Corpus Christi de Porzuna, declarada Bien Inmaterial de Interés Cultural

Altares, alfombras y la emblemática Danza del Corpus, han acaparado la atención de vecinos y visitantes

Imprimir noticia

Con gran entusiasmo, enorme devoción y una alta participación, Porzuna ha celebrado su popular fiesta del Corpus Christi, declarada de Interés Turístico Regional y Bien Inmaterial de Interés Cultural. La tradición, la emoción, y el arte han tomado las calles porzuniegas durante todo el domingo en una de las citas más importantes del año para los porzuniegos.   

Uno de los momentos más importantes de la jornada se producía al finalizar la Eucaristía, cuando los doce ‘danzantes’ que representan a los doce apóstoles se han postrado de rodillas ante la Sagrada Forma y han comenzado la ancestral danza que convierte al Corpus Christi de Porzuna en único en el mundo.

Tras ello, arrancaba una de las procesiones más singulares de España. Cubiertos con mantón de manila cruzado al pecho y con pañuelo anudado en la sien, los doce danzantes han ido bailando durante dos horas abriendo paso a la procesión y avanzando en todo momento hacia atrás para no dar la espalda a la Custodia, un ritual centenario que, según algunos investigadores, podría tener su origen en la Edad Media.

Durante todo el trayecto han estado acompañados por la Rondalla porzuniega, de cuyas castañuelas, guitarras, laúdes y bandurrias han salido los compases de una danza que ha pasado de generación en generación desde tiempos inmemoriales.  

En la procesión también han participado los niños que este año han recibido la Primera Comunión, quienes han arrojado pétalos de rosa a la Custodia, que era portada por el sacerdote bajo palio de seis varas.        

El alcalde, Carlos Jesús Villajos, que ha participado en la procesión junto al resto de concejales del Ayuntamiento y a la diputada nacional, Carmen Quintanilla, y al alcalde de Picón, Rafael Rodríguez, ha resaltado “el significado de esta fiesta para todos los vecinos de Porzuna, una fiesta que hemos heredado de nuestros antepasados, que forma parte de nuestro patrimonio cultural y que debemos conservar e impulsar”. Asimismo, ha dado las gracias a todas las personas que desinteresadamente han colaborado “para que esta fiesta luzca con todo su esplendor elaborando alfombras y altares durante muchas horas” y especialmente a los danzantes y a los integrantes de las rondalla, “porque ellos llevan buena parte del peso de esta tradición” y ha añadido que “el Corpus Christi de Porzuna es lo más grande y así ha quedado demostrado una vez más con el apoyo de todos los porzuniegos y de personas llegadas de fuera que han querido compartir con nosotros esta fiesta que indudablemente va a más cada año”. 

Museo al aire libre

Desde las cinco y media de la madrugada, e incluso desde ayer por la tarde, unas 150 personas han participado en la realización de coloridas y vistosas alfombras de serrín y sal que han decorado las calles porzuniegas. Estas singulares obras de arte, que transforman el asfalto en un auténtico museo al aire libre, constituyen otro de los símbolos propios del Corpus Christi de Porzuna y cada vez son más las personas que acuden a la localidad a disfrutar de este impresionante mosaico artístico en el que no han faltado motivos florales, geométricos y religiosos. Arcos de plantas aromáticas, telas decorativas y 10 altares han completado los adornos colocados en todo el recorrido de la procesión.

Tras ello, y cumpliendo con otra arraiga tradición de esta fiesta, los niños que participan en el taller de danza del Corpus que imparte la Universidad Popular de Porzuna, acompañados por la rondalla, han cantado los ‘Buenos días’ al sacerdote y al alcalde.

Este año, como novedad, se ha rendido homenaje al danzante más antiguo, Fabián Rojas Gómez, y al integrante de la rondalla más antiguo, Juan Dorado Vicente. A ambos, se les ha hecho entrega de una placa por contribuir a ensalzar esta tradición y por representar dos de los elementos básicos del Corpus Christi de Porzuna. La intención del Ayuntamiento es continuar este homenaje cada año premiando al danzante y al integrante de la rondalla que elijan dichas agrupaciones. 

DOCUMENTOS ADJUNTOS

 

Comentarios (0)

Inserta un nuevo comentario

Utiliza el siguiente formulario para dejar tu comentario. Por favor, se respetuoso con el resto de usuarios. Todos los comentarios serán validados antes de aparecer publicados en esta web. 

[ciudadrealdigital.es no se responsabiliza de los comentarios dejados por los visitantes en esta web]

Enviar