jueves, 21 de septiembre

Ciudad Real

Visita nuestra página en Facebook Síguenos en Twitter
Buscar
Logotipo de Ciudad Real Digital

Cada ilegalidad tendrá su respuesta firme y proporcionada

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno

Barricada Cultural

 

El gran masturbador

por Fernando Aceytón Sorrentini

Imprimir noticia

Regreso con Uds. un día icónico: el del decimosexto aniversario de la masacre del 11-S y el de la celebración de esa cosa tan paleta denominada Diada; la comparación, evidentemente, resulta odiosa.

Salvador Dalí i Doménech, Marqués de Dalí de Púbol, según reza en su tumba en el Teatro-Museo Dalí en Figueras, es uno de los genios absolutos de la pintura universal y una de mis referencias vitales, por eso estoy francamente cabreado con toda la chusca pantomima protagonizada por un personaje deleznable, tributario de ese mundillo granujiento de la telebasura.

Leí con delectación un artículo de Rafael Mateu de Ros publicado en Expansión a principios del pasado mes de agosto, en el que afirma que la exhumación del cadáver de Salvador Dalí “es una noticia para avergonzar a quienes han permitido que sucediera y que daña aún más la maltrecha imagen del Estado en todo lo relativo a la protección de los autores, los artistas y sus obras.” La desidia española: Velázquez, Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, García Lorca, Picasso, Azaña o Machado. Sin noticias de sus cuerpos o enterrados en cementerios franceses.

En el caso que nos ocupa, una señora con antecedentes de litigiosidad activa (lo que en el ámbito del foro se conoce como querulante), y con dos precedentes resultados negativos en su empreño por ser reconocida como hija biológica del genio, formula demanda de filiación ante los Juzgados de Primera Instancia de Madrid, aportando (supuestamente) un principio de prueba de los hechos en que se funda dicha demanda. Con los antecedentes citados, resulta difícil admitir la existencia de prueba indiciaria alguna que lleve de forma razonable y fundada a la admisión de la demanda. Una vez abierta la puerta, se ha procedido a declarar la pertinencia de la prueba biológica solicitada, para la cual se requiere la exhumación del cadáver. Es decir, se acuerda el inicio del procedimiento sin prueba y ya dentro del mismo se practica dicha prueba, lo que resulta absolutamente anómalo. El resultado era el previsible: el ADN excluye la posibilidad de que la demandante sea la hija de Dalí. ¿Y ahora qué? Pues en primer lugar habría que ver quién paga esta juerga. De la actuación del Juzgado, manifiestamente mejorable, podrían derivarse responsabilidades patrimoniales por error judicial. De otro lado, el Letrado de oficio tuvo la posibilidad de considerar insostenible la pretensión de su cliente. La Fundación Gala-Dalí, a través de abogado, ya advertido que estudiará acciones para ser compensada por los costes de la exhumación. La no hija del maestro va a alegar (así lo ha declarado en televisión sin el menor pudor) para no soltar un euro, como ya ha hecho en otras ocasiones, que se declara insolvente y que su abogado es de oficio. La Ley le ampara: esta es una de las consecuencias del sistema de Justicia Gratuita establecido en nuestro país. De momento su letrado ya ha manifestado que “no vamos a hacer ningún comentario más a no ser que podamos sacar alguna compensación económica”; pura insolvencia, como ven. La doña, mientras tanto, se exhibe en programas de telebasura hablando no sé qué gilipolleces acerca del formol. ¿Alguien va a hacer algo? Vergonzoso.

El vino que esta semana me permito recomendar es uno denominado como una de las virtudes más valoradas en estos tiempos: Paciencia 2013. El tinto de Toro de Bernard Magrez. Un vino intenso, maduro, equilibrado, de moderada acidez, con un largo final y un buen potencial de guarda.

A lo largo de las próximas semanas iremos puliendo los detalles de una nueva aventura centrada en la crítica gastronómica más heterodoxa, que esperamos sean de su interés.

Sigan con salud.

 

Foto: nytimes.com

Comentarios (0)

Inserta un nuevo comentario

Utiliza el siguiente formulario para dejar tu comentario. Por favor, se respetuoso con el resto de usuarios. Todos los comentarios serán validados antes de aparecer publicados en esta web. 

[ciudadrealdigital.es no se responsabiliza de los comentarios dejados por los visitantes en esta web]

Enviar